Un factor determinante para consolidar una carrera tanto en el arte marcial, como en el deporte tendrá mucho que ver en el instructor (Sabonin en Taekwondo) que elijas.  Es por ello que en este artículo estaremos realizando algunas consideraciones para darte los mejores ejemplos posibles, y que en todo caso evalúes si tuviste una buena elección, o sencillamente cometiste un error.

Como antecedente podemos decir que en los tiempos antiguos un instructor sólo recibía a un discípulo tras superar algunas pruebas de trabajo físico, disciplina, y la formación iba enmarcada en la parte de la Lealtad (Recordemos Miyagi en el film Karate Kid).

Hoy día con el deporte, las cosas han cambiado, sin embargo, algunos maestros conservan rasgos de los antiguo con lo moderno, y cada quien logra tener un extraordinario liderazgo con sus alumnos y padres.

Esperemos te agrade este resumen de #Mundotaekwondo.com, y que tu Sabonin tenga  5 rasgos positivos, y que bien, si tu maestro conserva los 10 elementos. 

1- AMOR POR EL TAEKWONDO


Hay una gran diferencia entre alguien que se apasiona por lo que hace y alguien que sólo hace su trabajo para salir adelante y ganar una lana. Si tu instructor es apasionado por su trabajo, entonces él lo hará porque de verdad quiere ayudar a sus alumnos a convertirse en los mejores artistas marciales que puedan ser. Será responsable, amable, duro,  y en los entrenamientos te va inspirar.

2- CONOCE Y SABE LO QUE DICE PORQUE LO HACE

Toma años de dedicación para convertirse en un buen sabonim. A través de esos años de entrenamiento y competencia, no queda duda de que han heredado el conocimiento detrás de las técnicas perfectas que muestran en clase. Al mismo tiempo que comparten con sus alumnos para inspirarlos a trabajar más duro. Un instructor siempre intentará mostrarte el mismo las técnicas, si por razones de salud, lesión o peso no puede, te llevará con la teoría e imaginación a la técnica.

3- ES MOTIVADOR 

Te vaya bien, o te vaya regular, un buen Sabonim siembre te alentará felicitará o reprenderá con psicología. Ya sea a través de palabras, elogios o una simple palmadita en la espalda, nada se siente mejor que recibir reconocimiento por todo el trabajo duro. Un gran instructor conoce la fórmula adecuada para motivar a sus estudiantes con aprobación, guía y desafíos.

4- ES OBSERVADOR

Un buen Sabonin te motivará para el futuro, te ayudará en alcanzar tus  objetivos sin importar si son de corto o largo plazo. También ayuda a definir esas metas y los motiva a trabajar por alcanzarlas sin importar nada. Sin embargo, si no das el 100 por ciento te lo dirá, así creas que es duro, el va intentar corregirte para que continúes el camino del Taekwondo, bien sea como atleta o como practicante.

5- ES SOLIDARIO

Te apoya en tus momentos más difíciles. Si es necesario te prestará su Dobok, Cinturón, protectores para que tu entrenes. Si no tienes dinero, muchas veces pondrá de su bolsillo con tal de que tu compitas.

6-  ES DIVERTIDO Y AMABLE PERO TIENE CARACTER

Un gran instructor o instructora es enérgico, incansable y sabe cuándo reír o contar un chiste, aunque siempre habrá la línea del respeto. Te contará sobre sus viajes, entrenamientos, anécdotas y compartirá contigo pastel cuando cumplas años. Estará pendiente de que asistas a sus clases y mantengas buenas calificaciones en la escuela. Pero jamás permite que pases la línea. Tiene un carácter forjado en lo marcial y lo mantendrá siempre.

7- ES UN EJEMPLO DE SUPERACION

Aparte de impartir buenas clases, ser demostrativo,  un instructor es respetado y admirado por su integridad y el espíritu indomable que adquirió a lo largo de años de entrenamiento y enseñanza. Trabaja para superarse, ha estudiado y estudia constantemente  a profundidad el Taekwondo, asiste a los congresos, cursos, entrenamientos, ha ascendido de grados, y en algunos casos tiene otra profesión.

8- VALORA SU TIEMPO Y  TRABAJO

Ser un buen Sabonim representa también tener valor por su trabajo, ya que por años ha gastado en capacitación, examinación, viajes, ect. Es por ello que un instructor que se respete debe cobrar lo adecuado por impartir clases, evaluar y entrenar, ya que muchas veces los representantes y alumnos, no valoran cuando el entrenador lo hace de gratis.  Un Sabonim presta un servicio tan noble como un maestro de escuela, un medico o un abogado.

9-.ES RESPONSABLE

Es el primero que llega a la clase de Taekwondo, es el primero que llega al torneo, y es consecuente con las reglas de protocolo del Taekwondo. Está atento a entregar las certificaciones y se preocupa porque en el Dojan haya primeros auxilios y los atletas tengan seguridad. Vela principalmente porque los niños aprendan jugando y no los expone a presiones excesivas.

10-. NO TIENE PREFERENCIA POR ALUMNOS

Para un buen sabonim todos los alumnos son iguales, aunque en determinadas ocasiones alguno se destaque más que los demás, es deber del instructor cuidar de que todos tengan la misma atención durante la clase. Se sentirá orgulloso de todos.

MARTIAL ARTS

MUNDOTAEKWONDO.COM