DOMINICANA-. Wendy Grullón, una ex-atleta de Tae Kwon Do, en años pasados, quien abrazó la profesión de árbitro, tiene sus metas bien claras y definidas.

 Grullón, nativa de Santiago, narra con orgullo que lleva el Tae Kwon Do en sus venas, desde niña, ya que proviene de una familia deportista.

Quiero y estoy trabajando para llegar en algún momento a arbitrar en unos Juegos Olímpicos, sería un gran honor”, dice Grullón.

Afirma que no tiene motivos para desesperarse, ya que apenas tiene cuatro años como árbitro internacional en ese deporte.

Mi debut internacional fue en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayaguez en Puerto Rico”, recuerda.

Sus inicios. Comenta que está ligada al Tae Kwon Do desde los cuatro años de edad, ya que su padre, sus tíos, hermanos y primos, entrenaban ese deporte y la llevaban a las prácticas.

Estuve compitiendo en los equipos nacionales desde el año 1994 hasta el 2003 en la categoría de los 59 kilos y fue muy divertido”, expone.

Dice que lleva el deporte en la sangre y le da gracias al creador que la ha mantenido ligada a esa disciplina deportiva.

Una profesión delicada. Wendy Grullón admite que la profesión de impartir justicia en el deporte no es una tarea nada fácil.

Hay que tener mucha concentración en cada combate para no cometer una injusticia”, añade.

Aunque reconoce que impartir justicia, de manera imparcial, en el Tae Kwon Do es algo que amerita mucho trabajo, serenidad y cabeza fría.

Fue la mejor árbitro en clasificatorio. La jueza dominicana recibió una placa como la mejor arbitro de mejor actuación en el recién finalizado Torneo Clasificatorio de Tae Kwon Do que se celebró a inicio de este mes en el Palacio de Voleibol.

Estoy muy contenta por ese reconocimiento, ya que habían muchos árbitros de calidad y participaron atletas de unos 30 países”, opina.

Le ha ayudado. Exclama que haber si atleta de ese deporte le ha ayudado mucho a la hora de tomar decisiones en los combates donde participa.

“Se lo que pasa un atleta cuando entrena por varios meses y lo ve perdido todo en un segundo”, recalca la elegante jueza del deporte.

Valora los atletas. Grullón enfatiza que siente mucho respeto por el trabajo que realizan los atletas, no solo de Tae Kwon Do, sinó de todos los deportes.

“Esos jóvenes tienen que dedicar muchas horas de entrenamientos, perdida de sueño, dietas que los obligan a bajar de peso, duros entrenamientos y todo eso se va al piso cuando un árbitro, aunque no tenga maldad, toma una decisión errada”, arguye.

Se actualiza cada día.

Revela que una de las tareas que tiene es que debe leer todos los días los nuevos documentos de arbitraje que salen de la Federación Internacional.

“Hay muchas reglas que son modificadas y si no estas al día, te quedas atrás como árbitro”, refiere Wendy.

Odontóloga de profesión. Wendy Grullón asegura que desde el año 2005 está ejerciendo la carrera de Odontología en su ciudad natal de Santiago.

“Estoy también muy enamorada de mi carrera, la cual ejerzo como un sacerdocio”, narra.

Sentencia que en ocasiones los viajes que tiene que realizar a eventos internacionales la hacen salir del consultorio por algunos días, pero sus clientes lo entienden.

Esa es mi vida, entre la odontología y el tae kwon do, por eso le doy gracias a Dios cada día”, subraya.

ZOOM

Estuvo en los Panam de 2011
Wendy Grullón comenta que también estuvo participando en las competencias de Tae Kwon Do de los pasados Juegos Panamericanos que se llevaron a cabo en Guadalajara, México en noviembre del año 2011. “Fue una bonita experiencia y mis primeros Juegos Panamericanos”, agrega. Sostiene que también ha participado en torneos Panamericanos y Centroamericanos de la disciplina. “Estuve en Bolivia en unos Panam”, dice. Dice que está como árbitro nacional desde el 2005 y a nivel internacional desde 2009.

 

Hoy Digital.