Todos los Taekwondoines desean obtener resultados inmediatos, desean ser más fuertes, más rápidos y sobre todo obtener siempre la victoria; esto provoca que muchos deportistas que desean comenzar a competir lo abandonen dentro de los primeros meses de la práctica deportiva, sin darse la oportunidad de conocer la especialidad y de conocerse a ellos mismos, sus límites y alcances.

Todos hablan de consistencia, de esfuerzo y de perseverancia, hasta que te encuentras en esa situación y desistes antes de comenzar.

¿Pero qué podemos hacer ante esas situaciones?.

La psicología del deporte busca que los deportistas se conozcan a sí mismos, sus virtudes y sus defectos, para que puedan maximizar sus virtudes y trabajar sus defectos, pero para que esto suceda debemos tener deportistas entrenando, pues si no asisten a los entrenamientos no se puede realizar ningún trabajo.

Es por esto que surge el planteamiento de objetivos, como una de las técnicas más eficaces para el desarrollo de la adherencia al entrenamiento, la motivación y la reducción de los niveles de estrés; pero en que consiste dicha técnica.

METAS U OBJETIVOS COMO ESTRATEGIA. 

El planteamiento de objetivos se define como “el seguimiento continuo de los avances obtenidos dentro de mi actividad deportiva”, es importante que las personas que practican alguna actividad deportiva se planteen nuevos retos que los mantengan interesados en su actividad. Aunque surgen múltiples dificultades ya que, en la búsqueda de plantearnos objetivos, siempre pensamos en el objetivo final, a donde quiero llegar, sin pensar en todo el camino que debo de recorrer, lo que provoca que en lugar de motivarme por entrenar, abandone mi práctica deportiva.

Entonces,  ¿el planteamiento de objetivos sirve para mantenerme motivado? O ¿se puede convertir en mi peor enemigo? La respuesta a estas interrogantes es que, como cualquier técnica psicológica el planteamiento de objetivos debe ser empleada por personas capacitadas en su uso y debe cumplir con situaciones específicas para que se convierta en nuestro aliado, en lugar de ser nuestro enemigo.

Para que el planteamiento de objetivos sea benéfico debe cumplir las siguientes reglas:

  • Se deben plantear objetivos realistas: es decir que sean objetivos que realmente podamos alcanzar, y que con base en el conocimiento de nuestras habilidades estemos seguros de que lo lograremos.
  • Deben ser retadores: deben ser objetivos que nos planteen un reto, algo que no haga llegar a nuestro límite, sin olvidar la regla de oro “SER REALISTAS”.
  • Se deben categorizar: existen dos tipos de objetivos, de resultado y de rendimiento, es importante realizar esta distinción ya que nos permite ser conscientes de las necesidades reales que tenemos en la búsqueda de alcanzar nuestros sueños y saber diferenciar que se encuentra en nuestras manos (nuestro rendimiento), de lo que no podemos predecir (el resultado)
    • Los objetivos de resultado es aquello que quieres alcanzar (por ejemplo ganar una medalla, quedar en tal posición, ganar este combate)
    • Los objetivos de rendimiento: son todo aquello que debe de hacer el deportista sea más probable alcanzar dicho resultado (Recordemos que nadie nos puede asegurar que ganaremos, pero si será más probable obtener un buen resultado si tengo un buen rendimiento), es decir es todo aquello que depende del deportista (por ejemplo, asistir a todos mis entrenamiento, comer bien, dormir bien, mejorar mi técnica tal)
  • Se deben priorizar: existen tres temporalidades en los objetivos, corto, mediano y largo plazo. Es importante plantear el objetivo a largo plazo en primera instancia y después diseccionar todo lo que el deportista debe realizar para poder alcanzar dicho objetivo, esta disección será la que nos dará la pauta para establecer los objetivos a corto y mediano plazo.

Con lo que los deportistas podrán ver un avance constante en su rendimiento, así como que serán conscientes de que siempre pueden mejorar algún aspecto de su técnica o táctica, lo que les permitirá mantenerse motivados por un mayor tiempo.

  • Los objetivos de corto plazo son aquellos objetivos que se pueden alcanzar dentro de un periodo corto de tiempo, o son los preparativos para adquirir un movimiento o técnica de mayor dificultad
  • Los objetivos de mediano plazo, son aquellos que requieren una mayor constancia y esfuerzo, se podría hablar de las competiciones preparatorias.
  • Los objetivos a largo plazo, son aquellos que dictan a donde queremos llegar y sirven para evaluar si cumplimos con los objetivos de corto y mediano plazo, no necesariamente por el resultado, sino por el rendimiento.

Como se puede apreciar el planteamiento de objetivos no es otra cosa que aterrizar todas nuestras ideas en papel y ser conscientes que podemos alcanzar lo que nos propongamos hacer, siempre y cuando cumpla con los objetivos que me he planteado.

Esto también le sirve a los entrenadores para poder aterrizar los ideales que tiene sus atletas, y propiciar que los atletas se mantengan motivados al ver que tienen un desarrollo constante dentro de su actividad deportiva, por otra parte se puede emplear para tomar decisiones si los objetivos ya se alcanzaron (se pueden modificar por unos más retadores) o si los objetivos no se cumplieron (hacerle ver a sus atletas que falto por hacer o simplemente que sean conscientes que los objetivos que se están planteando no son del todo realistas).

No importa la edad, ni la modalidad que practiques en Taekwondo, bien sea combate o formas, la psicología deportiva nos compete, y ayuda a todos a mejorar nuestro rendimiento. 

 

Máster Bernardo Gómez García

Facebook: Be Go Sports psychology

Mail: begopsicologíadeportiva@gmail.com