ARTICULO-. Para ser campeón en Taekwondo y practicarlo profesionalmente se necesita mucha dedicación y  recursos. Hoy día  consideramos que nuestra disciplina se ha convertido  con el avance de la tecnología y los constantes cambios en el reglamento en una actividad “que vale lo que pesa”.

 

Bien sea para competir, o promover un evento de calidad se requiere  una elevada inversión de dinero por lo que es necesario tener un alto poder adquisitivo personal, apoyo de las instituciones o un patrocinio para poder practicarlos y llevarlos a cabo con éxito.

 

Esto se debe a muchos factores a tener en cuenta,  como los costos de uniformidad, equipamiento, entrenamientos, viajes, seguros, cuotas de la escuela, exámenes, licencias nacionales e internacionales. 

 

Creo que el Taekwondo está evolucionando de una manera pareja con la tecnología pero no con el impacto mundial de la crisis económica mundial, que obliga a mucha gente redireccionar sus intereses.

 

Por ejemplo, un equipo de Taekwondo de marca,  el uso de un peto y casco (electrónicos) medias, protector de boca, empeinera, codera, guantes, e incluso cinturón pudiera estar en el orden de unos 1500 dólares por persona. Si le sumas, la ficha el pago del entrenador, la licencia y los exámenes, podríamos estar hablando de un adicional de 700 dólares más, y claro que algunos  podrán pagarlo, pero pienso que la mayoría no.

 

Es por eso que también debe darse apoyo a las personas que en muchas partes del mundo practican Taekwondo a la antigua, es decir, de modo convencional.  Otro asunto son los eventos. Cada torneo de Ranking genera unos gastos enormes, bien sea en los alquileres de sistemas electrónicos completos, áreas, y todo lo que es el material audiovisual, como lo son las cámaras de video, computadoras, hoteles, localidades, transportes, personal técnico, personal logístico, boletos de avión, alimentación,  etc.

En este sentido, no podemos olvidar que los cambios en el reglamento no dejan que las inversiones hechas por escuelas o países sean fijas. Preguntemonos; Cuántas versiones de petos electrónicos van?. Todo esto hace que muchas veces la tecnología corra, pero el presupuesto se agote.

Es vital, que entendamos que la actividad no puede detenerse, y debe proseguir su camino evolutivo, así es el Taekwondo moderno, pero tampoco podemos olvidar que hay cientos de miles de practicantes talentosos en muchos países, que no tienen, ni tendrán la posibilidad de entrenarse ni competir con los instrumentos de medición de la actualidad, es decir, la contienda electrónica.

Ahora, si me preguntan. Vale la pena invertir en el Taekwondo. No dudaría en decir que es una de las mejores inversiones, no gasto que puede hacer un padre, pues trata de un Arte-Deporte olímpico de gran proyección y desarrollo.

A las autoridades estatales, nacionales y la Federación Mundial, el reto debe ser llevar la tecnología a todas partes, sobre todo donde no hay recursos. Es un trabajo enorme, pero esperemos que se pueda materializar, sino estaremos perdiendo muchos talentos.

CARLOS HERNANDEZ

CEO. MUNDOTAEKWONDO.COM