ESPECIAL. Desde hace 39 Años los juegos mundiales LGTB son realizados cada cuatro años de manera similar a los Juegos Olímpicos, organizado por la Federation of Gay Games (FGG). 

Los Gay Games se ven a sí mismos como un evento deportivo y cultural, sin discriminación de sexos, orientación sexual, raza, religión, nacionalidad, procedencia étnica, orientación política, capacidades atléticas, incapacidad física, edad o estados de salud.

Ya es un hecho que la ciudad de Valencia (España) fue elegida finalista junto a otras dos ciudades Guadalajara (México) y Múnich (Alemania) para albergar los Juegos de la diversidad en 2026. 

Pionero y promotor 

Carla Salinas, Taekwondista y periodista en formación indagó  sobre esta noticia contactando a una fuente referente.  La persona que está luchando para que  el Taekwondo sea oficial  en los juegos LGTB, el Prof. Damian López, un valiente  argentino que  está dando impulso a la lucha por los derechos de esta comunidad humana. 

 López es el primer activista de Taekwondo por el colectivo LGTBIQ, que abre las puertas del TKD a la inclusión y tolerancia en estos temas de orientación sexual. 

Deporte y humanidad 

En estos Juegos la participación y el mejor rendimiento personal están en primer plano, y un deporte tan popular y expandido cómo el Taekwondo no puede quedar fuera”, indica el deportista argentino,  quien desde España trabaja arduamente por el reconocimiento de esta comunidad en un deporte proveniente de arte marcial. 

“Es un triunfo que nuestro Arte-Deporte participe en esta actividad en la próxima edición, algo que motiva a esta comunidad LGTBIQ,  muchas veces discriminada por algunos sectores de la sociedad”, refiere a quien redacta. 

El protagonista 

Damian caballerosamente accedió a dar a conocer más de su vida, sueños y futuras metas para compartirla con nuestros lectores. 

Cuestión de herencia 

“Comencé en ITF ya que mi padre era profesor de Taekwondo y en mi casa era obligatorio ir, además para mi papá tenía el sueño, cómo cualquier otro taekwondista el tener un hijo varón para que sea su discípulo”, dice Damian. 

Comencé a dar clases desde muy chico, ya que vengo de una familia muy humilde y cuando mi padre tenía que trabajar lo cubría yo, así que ya desde los 13 o 14 años estaba al frente de una clase. Mis grupos eran de gente heterosexual, en ese entonces no se hablaba mucho del tema y si bien yo estaba fuera del closet intentaba no hablar mucho para que no se me burlen y mucho menos que mi padre se sintiera mal”, expresa el activista. 

Liberación 

Dami, cómo le gusta que lo llamen sus amigos, expresó libremente su sexualidad a los 12 años y aunque según sus propias palabras “era algo muy notorio”. 

Recién a sus 25 años comenzó a ser un activista,   creando en la ciudad de La Plata, cotizado en Argentina el primer grupo de Taekwondo del colectivo, llamado “Taekwondo integrador”. 

Estaba pensado para todo tipo de personas vulneradas”, explica. 

Sobreviviente 

Damian  luchó fuertemente contra mucha discriminación, más en tiempos convulsionados con su salud en riesgo. 

 “He sufrido muchas, pero siempre he tenido muy claro quien era, así que intentaba que no me afectaran demasiado, pero si hubo una que me afectó porque yo estaba en un momento difícil de mi vida a causa de un cáncer que me habían diagnosticado y un coach le dijo a su competidor “dale que te toca pelear con el maricón” y yo lo escuche. En ese momento no pensé en mí, sino en todos los adolescentes que están formando su personalidad y tienen que escuchar ese tipo de comentarios. La verdad me sentí muy triste”, sostiene. 

A pesar de esto Dammian nos decía que el taekwondo fue su paz tras esa repentina enfermedad . Luego de contraer Cáncer encontró dentro del arte marcial una salvación, un cable a tierra lo que lo llevó a plantearse que  “ya que a mi me salvo la vida, yo tengo que seguir difundiendo este estilo de vida”. 

Superando las adversidades de salud, Damian  empezó a participar de distintas campañas en redes sociales logrando su participación en distintas actividades para el orgullo, cómo en una publicidad deportiva  Valenciana y desde ahí catapultarlo como referente de esta lucha en busca de la igualdad.

Nueva vida 

Una vez llegado a España, país donde el ya había vivido  años anteriores, y dónde se considera a si mismo;  mitad Español y mitad Argentino, comenzó a hacerse muy conocido a nivel deportivo al  crear el primer equipo de Taekwondo para el colectivo LGBT+ del mundo federado.

 “Empecé a trabajar en el club Samarucs que es un club LGBT+ en donde ya había otros deportes e incorporamos taekwondo“, explica a mundotaekwondo.com. 

– Como mi proyecto era muy ambicioso y además yo aun estoy compitiendo, le dije a mi amiga Soledad Demilta -Ex Selección Nacional de Argentina- que quería que este conmigo, así que se vino a vivir a España y hoy trabajamos juntos, agrega. 

Legado humano 

– Mi sueño es dejar un mundo mejor para los jóvenes que vienen detrás y para los que ya están, ser un referente y que el día que ya no esté me recuerde como alguien que quiso un mundo mejor y más igualitario para todos. 

 -Lo más importante es no dudar de lo que son, de sus objetivos y hacia donde quieren ir. No alejarse jamás del deporte, porque este nos empodera. Y ante todo denunciar cualquier tipo de violencia del tipo que sea. Nunca callarse. 

Libertad

El mensaje es a entender que hay nuevos tiempos y que debe haber tolerancia y respeto a la casa día más visible comunidad LGTB que hace vida en los escenarios deportivos y marciales.

Por. Carla Salinas (Mundotaekwondo).