Mientras que el taekwondo es alabado por entregar medallas a países y equipos que raramente alcanzan el podio en los Juegos Olímpicos, desde su cuna ha sido criticado por perder su espectacularidad de patadas, tras la introducción de sistemas de puntuación electrónicos.

Y aunque para algunos países el Taekwondo actual representa figurar en el podio, los propios creadores son reacios en aceptar que la globalización y adaptación les pasó por encima.

Por primera vez desde que el arte marcial coreano se incorporó oficialmente a los Juegos Olímpicos en 2000, Corea no consiguió este año un oro en taekwondo en Tokio. Está situación no cayó nada bien en la cuna del Taekwondo.

Rusia (02), Thailandia (01), Croacia (01), Italia (01), UZBEKISTAN (01) Serbia (01) y Estados Unidos (01), se repartieron las medallas de oro en Tokio.

Resultados coreanos

Lee Da-bin ganó la plata en la prueba femenina de más de 67 kilos, mientras que In Kyo-don y Jang Jun obtuvieron medallas de bronce en las pruebas masculinas de más de 80 kilos y de 58 kilos, respectivamente.

Según una nota de Korea Times, los espectadores coreanos se mostraron decepcionados por los movimientos menos dinámicos que tienen ahora sus propios atletas que deben adaptarse a un sistema de tocar, más que por sus derrotas. Muchos aficionados al taekwondo se quejaron de la pérdida de las características iniciales del Taekwondo que tratan de patadas de alta potencia.

Cambió fuerza por justicia

En 2012, el taekwondo adoptó sensores electrónicos en el “hogu” o peto protector de los competidores, con el objetivo de mejorar la transparencia en la puntuación. Sin embargo, los críticos creen que estos sensores han afectado a las estrategias de ataque y defensa.

Esto ha traído cómo consecuencia que el Taekwondo olímpico sea generalizado con el término “esgrima con el pie”, en el que el deportista levanta la pierna y toca con una patada a la protección del pecho del adversario para marcar de firma efectiva, dado que con potencia tiende a no anotar.

Declaración importante

Lee Dae-hoon, número 1 del mundo, quien es considerado una estrella en Taekwondo anunció su retiro, poco días después de ser eliminado de forma sorprendente en los octavos de final de los Juegos Olímpicos de Tokio, compartió este sentimiento en una declaración de prensa.

“Si miramos los combates de los Juegos Olímpicos, todos se desarrollaron con un estilo similar. Entiendo que los espectadores digan que el taekwondo es menos impactante de ver. Sin embargo, no es fácil resolver este problema. Si nos quitamos el peto protector electrónico, surgirá otro problema“, refirió como justificando el sistema, aún cuando no comparte el estilo.

Ciertamente  los golpes y los gestos con la parte delantera del pie han sustituido a las patadas potentes lanzadas desde la pierna trasera. Esto es una realidad que ha cambiado el juego. ¿Alguien hará algo al respecto?.

¿Mejorar los petos electrónicos para que registren con mayor eficiencia el contacto con el empeine?. ¿Regular la patada empujando?.

Taekwondo destacó en Tokio

Mirando todas las transmisiones definitivamente el mejor deporte de combate fue taekwondo. Judo, lucha, karate constituyeron combates monótonos y el boxeo con muchos problemas de Juzgamiento. El taekwondo fue el mejor a la vista de los televidentes. Hay muchos críticos pero debemos defender lo nuestro, y estamos mejor que los otros deportes de combate”, fue la opinión del Coach olimpico William Duarte de Colombia.

Es hora de trabajar para París 2024.

Carlos Hernández Mundotaekwondo.com