De una familia brasileña legendaria que retaría el mundo de las Artes Marciales, el patriarca de esa dinastía de nombre Helio Gracie, enviaría a su hijo Royce Gracie a retar a los mejores luchadores de la época en el primer torneo de artes marciales mixtas.

Este torneo fue llamado The Ultimate Fighting Championship (después renombrado UFC 1: The Beginning) fue el primer evento de artes marciales mixtas (MMA) producido por  (UFC).

Este evento que fue ganado por Royce tuvo lugar el 12 de noviembre del año 1993 en Colorado USA, y representa el primer cónclave de torneos con pocas reglas hoy altamente solicitadas por la audiencia.

Allí, Royce con su uniforme tradicional y modales respetuosos se daría a conocer ante el mundo entero al vencer a luchadores de artes marciales tradicionales con técnicas de Jijutsu brasilero, y embolsillando a su cuenta unos 50 mil dólares.

Y es que está acción de golpearse con todo y el Show que se genera en el escenario «llegaría para quedarse», aunque parte de esa dinastía han criticado en el monstruo en que se ha convertido, pero ese es otro tema.

Lo que si es cierto que la familia Gracie -casi toda radicada en USA- con grandes academias y centro de formación en el área del grapling o combate en el suelo, basada en aplicaciones de un jujitsu creado por el patriarca Helio Gracie, son hoy día una referencia ineludible e histórica en las MMA.

Hoy día estás peleas celebradas en una jaula encerrada en forma de octágono y que nacieron por la idea de los Gracie, representan uno de los espectáculos masivos más vistos generan millones de dólares.

Tanto ha Sido el desarrollo de las MMA en el mundo, que en tiempos de Covid-19, las actividades no se han paralizado y continúan en escenarios cerrados.

Carlos Hernández. MUNDOTAEKWONDO.COM.