ESPECIAL-. Su hijo sobrevivido a la tragedia de Cromañón (un boliche de Buenos Aires, Argentina) que se prendió fuego a causa una bengala en el recital de la banda Callejeros, tiempo después le amputaron una pierna por un cáncer. Estuvo deprimido, pensó en matarse, pero logró salir adelante: hoy es el único argentino amputado compitiendo en el tenis amateur y viaja por el mundo contando su historia.

La misma seguridad que le permitió no bajar los brazos y comenzar de nuevo cuando le diagnosticaron en 2007 un cáncer en su pierna derecha que derivó en su posterior amputación. Deportista de siempre, cinturón negro y miembro del Seleccionado argentino de taekwondo y luego federado en tenis, este hombre de 55 años recibió la peor noticia tras unas vacaciones en Brasil en las que comenzó a sentir molestias en su pierna.

Se me empezó a hinchar y fui a la clínica, no le podían encontrar la solución hasta que uno de los médicos de guardia me recomendó hacerme una tomografía. Cuando le vi la cara al médico que vio los análisis, me di cuenta de todo, aunque el que me hizo caer en que tenía cáncer fue un camillero mientras me llevaba a la sala de operaciones.

Asegura Reinoso, que en el momento en el que comenzó a ir al oncólogo y cuando se encontró con otros enfermos de cáncer se dijo para sí mismo.

 

Recientemente el  presidente de la Kukkiwon,  Jeong Mansoon,  estuvo ni más ni menos con este gran ejemplo de lucha como lo es Oscar Reinoso.

 

ADAPTACION: JUAN JOSE PETULLA.

CORRESPONSAL MUNDOTAEKWONDO.