Hay maestros de Artes marciales que no importa el tiempo que pasa, la edad, ni las circunstancias, pues siempre mantienen el espíritu de guerrero intacto. Ese es el caso del GM. Francisco Hernández (8vo Dan), representante del estado Monagas en Venezuela, deportista, entrenador, arbitro y dirigente que sobre pasa los 40 años en la practica del Taekwondo.

Foto: Juanis Alfaro.

Su legado no ha quedado solo en su figura como artista marcial y abnegado dirigente. Lo heredaron todos sus hijos, entre ellos los mayores; Yung y Orixala Hernández, ambos seleccionados nacionales y destacados internacionalmente, tanto en Poomsae como en Kyrougy, y esto tiene que ver con la formación que les dio su padre el maestro Francisco Hernández, quien junto a su esposa involucraron a su familia al Taekwondo «en cuerpo y mente».

Su esposa también es cinturón negro y junto a sus hijos -todos practicantes- concede en su humildad y don de gente su máximo patrimonio. «Pancho» como le llaman por cariño parte de la familia del Taekwondo venezolano ha sido un baluarte indispensable en el desarrollo del Taekwondo en su estado, pues además ha formado excelentes taekwondistas en todos los ámbitos.

Por mucho tiempo estuvo ligado al arbitraje internacional donde tuvo la oportunidad de participar en grandes eventos del ciclo olímpico y campeonatos de la especialidad en más de 10 países. Su energía y sagacidad en el ambiente le condenó a ser parte de los representantes venezolanos que se han destacado en esa área.

El alma de Monagas.

Es común en el Maestro Hernández su gran sentido del humor, su característica voz e incluso su capacidad física, ya que siempre el trote y la preparación física son parte de su rutina diaria.

Yung y Orixala Hernández, escoltan a su padre, luego de que los tres ganaran el primer lugar en nacionales de Poomsae.
A sus 70 años el GM. Hernández goza una salud a prueba de 10 km.

Para su hijo Young Hernández su padre representa un ejemplo, e incluso ha posteado en sus redes sociales que cuando llegue a 70 años, quiere ser como el.

INEDITO.

El maestro Hernández tuvo ya hace unos años una participación como coreógrafo de una película llamada «Día de Tormenta» realizada en el estado Monagas, donde demostró las potencialidades del Taekwondo en las escenas de acción

Gran habilidad de patadas tiene el maestro Pancho.