Entrevista de Pascal Gentil

Revelación en la olimpiada de 2000 en Sidney, mezcla de un estilo de guerrero Griego y carisma deportiva, nuestro invitado de hoy es ciertamente uno de los más destacadas en la historia del taekwondo.

Además de su habilidad con el arte del Taekwondo, dónde sus piernas hicieron poesía con sus técnicas, el gigante Pascal es un hombre de muchas facetas. Padre de familia, medallista Europeo, olímpico y  mundialista, dirigente, Influencer, modelo en algún tiempo, sin duda, Gentil es uno de los atletas que todos quisiéramos leer o escuchar. 

Un honor para nosotros tener esta oportunidad y seguir brindando a nuestras audiencias las mejores historias de las leyendas de este deporte.

MT: Buenos días campeón, comenzaremos con lo humano, ¿Cómo estás? ¿Cómo has vivido este tiempo de pandemia con tu familia?

PG: Muy bien, muy bien, gracias. Debo decir que tuvimos suerte. Desde enero 2020, en el anuncio oficial de la pandemia, mientras todos nuestros amigos extranjeros viven en China tomaron su boleto de avión para regresar a su país de origen, dije a mi esposa que estábamos bien donde estábamos y que había más riesgo de que la epidemia se extienda por todo el mundo. Además, no estábamos seguros de si éramos portadores del virus, así que fuera de discusión traer de vuelta a nuestros padres en Francia, así que nos quedamos en Beijing, y después de 3 meses de encierro muy estricto y 8 meses sin clases, todo está casi de nuevo como antes aquí, con la excepción de las limitaciones de viaje y el uso de la máscara seguía siendo obligatoria en todos los lugares públicos.

MT: En la vida todo tiene un comienzo ¿Cómo empezó su historia con este deporte?

PG:¡Empecé bastante tarde! Ya tenía 18 años. Fui con mis amigos a un centro juvenil, me encantaba el break dance – ahora disciplina oficial Olímpico de París 2024- cuando un día un chico entró al gimnasio, un pegó el pie al techo, me quedé impresionado, le dije: ¿cómo haces eso?. Él respondió: «Esto es taekwondo». Unos días después, estaba en los bancos durante su clase, luego me iría a casa, haría los movimientos de nuevo, en el momento no tenía suficiente para pagar una licencia. Me fascinó la belleza del gesto y su flexibilidad.

Pascal Gentil, nacido en 1973, es medallista de bronce olímpico en los Juegos Olímpicos de verano de 2000 y 2004 en taekwondo y tres veces ganador de los Campeonatos de Europa, medallista copa del mundo.

MT: ¿Aun recuerdas tu primer entrenador, sala de entrenamiento?

PG: Jean-Michel Brunelle, USF Taekwondo en Fontenay sous Bois, en septiembre de 1991. Él me enseñó el gusto por el esfuerzo, la paciencia y la perseverancia. Era alumno de maestría Lee Kwan Young, pionero del taekwondo en Francia.

MT: Ciertamente uno de tus momentos top fue en el  año 2000, la olimpiada de Sidney. ¿Cómo lo has vivido?

PG: Siento contradecirte, pero uno de mis momentos más memorables fue la final de la Copa del Mundo en Vietnam en 2002, donde luché contra un vietnamita con un arbitraje desfavorable y logré, a fuerza de coraje y valentía, darle la vuelta a la situación terminando con un fabuloso Dolyo de 360 pit en la cara que hizo derribar a mi oponente. Obviamente mi primera participación en los Juegos. Los Juegos Olímpicos fueron extraordinarios, pero también hubo mucha tristeza por no haber ganado la medalla de oro.

MT: Cuando la vida te quita algo, te devuelve el doble. Esta citación parece ideal para la historia que has vivido en Beijing 2008. Por favor, cuéntanos esta historia. ¿Cómo ocurrió la lesión que te dejo fuera de la competencia pero al mismo tiempo te permitió encontrar al amor de tu vida?

PG: Sí, de hecho, la lucha fue feroz entre Mickaël Borot y yo por ir a los Juegos. Me retrasaron y a un mes de la fecha límite, una lesión en la fascia plantar han obligado a los entrenadores a reemplazarme. Y como estas muy bien informado, conocí a la que se convertiría en mi esposa, que es maravilloso, me dio dos hermosos hijos, Mila y Eli y me hizo mejor hombre.

@mtagency01

MT: Ganar un título genera una sensación indescriptible y aún más en una época en la cual reinaba Corea y Cuba (peso pesado). ¿Cómo vivías estos momentos desde lo emocional? ¿Era un reto figurar en el podio con ellos?

PG: Con Corea, fue más bien Irán el que dominó. Y de hecho, fue realmente un desafío poder estar en los podios y tuve la suerte de poder quedarme allí desde hace más de 22 años.

MT: También supimos que eras modelo ¿Cómo era tu vida entre deporte y esta profesión?

PG: Muy simplemente al comienzo de mi carrera, siempre me dijeron que nunca lo lograría. No y no fue para mí. Obviamente, no he escuchado todas estas voces y luché para luchar contra estas ideas preconcebidas y mi objetivo como modelo era hacer cosas que un modelo no podía hacer, agregar un toque originalidad y rendimiento en la foto, ese fue siempre mi objetivo, más allá el aspecto artístico.

MT: El taekwondo ha evolucionado y lo sigue haciendo hoy en día. ¿Cómo Pascal Gentil percibe este cambio desde afuera? ¿Qué le agregarías?

PG: Primero que nada, nunca dejé el taekwondo. Menos mal que nuestra disciplina está evolucionando. Estamos en una nueva era con una disciplina mucho más «justa» donde todos tienen la oportunidad de ganar. Yo soy encantado de que la disciplina de parataekwondo finalmente esté entrando en el programa de los Juegos de Tokio 2020 y orgulloso de saber que mi federación será la primera en establecerse competiciones mixtas hombres mujeres.

MT: La motivación es una de las herramientas más grande en el deporte, ¿Cuál era tu motivación, lo que te mantenías de pie a pesar de las adversidades?

PG: Mi motivación ha evolucionado a lo largo de mi carrera. Al principio fue amor pero también para derrotar las predicciones de todos aquellos que no creen en ti, entonces fue mejorar mis condiciones de vida, luego, pasar a la historia, y nuevamente, derribar los registros. La motivación cambia con la edad, con las situaciones de la vida y, de hecho, sin motivación, no podemos avanzar. Esto también es cierto en la vida profesional. En general, aprendí a través del deporte, el viaje hacia el éxito y este es el camino que estoy siguiendo en mi vida profesional hoy.

Vota en las redes sociales de Mundotaekwondo.com

MT: Muchas veces tenemos un compañero fiel que nos ayude a sacar lo mejor de nosotros ¿quién era tu mejor compañero de entrenamiento?

PG: Bruno Ntep porque es mi mejor amigo pero en realidad eran mis oponentes en diario, Thierry Troudard, Moktar Doumbia, Mickaël Borot, Firmin Zokou, Djio Anderson, etc … en última instancia, es en la adversidad y la dificultad que crecemos y Bruno Ntep nunca ha sido un adversario, sino un amigo acérrimo.

MT: Quizá psicológico pero siempre hay una persona que nos hace la vida difícil en un combate, en francés lo nombran ‘la bestia negra’ ¿Quién era este competidor que te hacia la vida imposible?

PG: ¡Yo era la bête noire! La bête noire de parte de la lista de los que vengo por mencionar, a lo que agregaré Mickaël Meloul, quien pasó de la categoría de peso semipesado a pesado y que soñaba con llegar a los Juegos Olímpicos.

Pascal Gentil Vs. Michael Meloul

MT: Has hecho el curso de arbitraje en taekwondo y muchas veces los atletas se quejan por algunas decisiones, hoy viendo el combate con este ojo: ¿Que dirías a los atletas?

PG: Hoy, los problemas de arbitraje son casi inexistentes en el taekwondo, y estoy orgulloso de haber contribuido a esta evolución.

MT: Todos tenemos una técnica que hemos perfeccionado y nos distingue de los demás, ¿Cuál era la tuya?

PG: El Dolyo, técnica con la que limpié muchos nocauts, sobre todo en Juegos Olímpicos de Sydney 2000.

MT: Además del taekwondo, ¿Cuál es el deporte que te hubiese gustado practicar?

PG: ¿Por qué no un deporte de equipo como el baloncesto? Porque la victoria del equipo que esta ya sea en baloncesto o rugby tiene que ser algo fantástico para compartir.

MT: Uno de los momentos más difícil en la carrera de un deportista es retirarse del deporte que tanto ama, ¿Cuál fue tu proceso de retiro? ¿Lo que te hizo tomar esta decisión?

PG: No si ha anticipado su jubilación y ha apuntado a un centro de interés en el que puso tanta energía como para su deporte y su pasión. Terminé mi carrera después de los Juegos de Beijing en 2008 y me retiré a mi mejor amigo en Portland, Oregon, Bruno Ntep. Y aquí está, en la calma de Oregon, no lejos de la sede de Nike en EE. UU. Que planeé mi carrera posterior, y eso es toda naturalmente en China, lo cual resultó obvio.

La crisis financiera de 2008 significó que muy pocas personas invirtieran en el deporte y todas mis inversiones eran en bienes raíces, especialmente no quería arriesgarme desestabilizar todo lo que había construido en los últimos años. Me dije que era hora de un cambio. Tomé una sabia decisión.

MT: Hoy eres un embajador del deporte en tu país, ¿Cómo te sientes siendo parte de algo tan lindo e significativo?

PG: Debes saber que el deporte es una piedra muy pequeña en este universo, hay cosas mucho más grandes e importantes que el deporte, la paz, la condición de mujer, educación, etc. el deporte no pesa nada después. Pero el deporte puede ser un manera de llevar estas causas y me apego especialmente a ellas siempre que tengo alguna posibilidad.

MT: A pesar de tu retiro y siendo un gran embajador del deporte en tu país, sigues apoyando y estando en contacto con los atletas de taekwondo. ¿Cuáles son tus proyectos para seguir aportando tu granito de arena en el taekwondo francés?

PG: Soy copresidente de la Comisión Mundial de Atletas de Taekwondo al lado de Nadine Dewani, y por lo tanto miembro de la junta de la Federación Mundial que me permite participar en decisiones globales para mi deporte.

Recientemente propuse la creación del Grupo de Trabajo Humanitario de Taekwondo para intervenir con urgencia tras la explosión del Líbano en Beirut. La federación mundial por lo tanto intervino a través de la Fundación Humanitaria de Taekwondo (THF) en desplegar personal y hacer donaciones.

A nivel nacional, como funcionario electo y encargado de la comunicación, esto me permite los sigo en sus carreras y mantengo un vínculo con ellos a través de las redes sociales.

MT: ¿Cómo contarías tu historia profesional a tu hijo si te lo preguntaran?

PG: Es la historia de un joven que encuentra su camino y comienza una disciplina a los 18 años por pasión. El resto de la historia aún no se ha escrito.

MT: Has tenido una carrera deportiva llena de éxito, ¿Qué le agregarías a tu leyenda?

PG: Espero tener una carrera exitosa en los negocios y le avisaré cuando habría ganado mi primer billón (sonrisa).

MT: La vida de una persona no se limita en lo profesional, ¿Cuál es tu hobbie?

PG: Me gusta mucho montar a caballo, bucear, patinar en general. Pasar tiempo con mi familia y mis seres queridos.

MT: hemos visto tus videos publicitarios y una foto que posteaste con uno de las grandes de la historia de Hollywood: Will Smith. ¿Te hubiese gustado ser un actor cinematográfico?

PG: Sí, de hecho, cuando era atleta, tenía la intención de hacer una carrera en cine. Y sí, interpreté algunos papeles en películas, pero en 2008 después de esta crisis financiero cuando era necesario tomar la decisión, no quería empezar de nuevo con los mismos principios que había creado durante mi carrera, es decir, correr tras las pastillas. Por lo tanto, es bastante natural hacia el centro de la empresa que me orienté, para unos años después, conviértete en un verdadero emprendedor e inversor.

MT: Muchos son tus fanáticos en el mundo y seguramente te gustaría hacerte esta pregunta. ¿Cuál fue tu secreto para alcanzar un nivel tan alto? 

PG: Fe, desinterés, trabajo, esfuerzo, siempre cuestionándote, siempre decir que hay alguien en el mundo que es más fuerte que tú, incluso si estás en el escalones más altos de los podios.

MT: Algo triste que vemos en los deportistas es una caída fuerte en todos los ámbitos de sus vidas después de sus retiros, ¿Qué le aconsejaría a la nueva generación para evitar este fenómeno? ¿Cuáles son los valores éticos y profesionales que le enseñarías?

PG: No se puede pasar de 6 horas de entrenamiento al día 5 días a la semana a nada sin secuelas o consecuencias. Incluso si al final es muy, muy difícil lo que hacemos, lo hacemos con pasión, aunque a veces solo sea por la gloria o por medallas de chololate. Busque el mismo nivel de excelencia en todo lo que hace en el vida porque si eres capaz de hacerlo en el deporte, puedes hacerlo en tu segunda vida.

MT: Tantas personas que nos apoyan para que realicemos nuestro sueño. ¿Cuáles fueron las personas que te ayudaron en tu carrera?

PG: Hay muchos. Ya citaré primero a Jorge Mora, mi mentor, pero también y obviamente, el DTN Philippe Bouedo que fue el primero en darme mi suerte, mis entrenadores y entrenadores Jean-Pierre Sicot, Jean-Michel Brunelle, Oury Stanzman, Patrick Stanczak o incluso Houcine Mezzach, Philippe Pinerd y todos mis oponentes y compañeros de entrenamiento, sin mencionar a los que nunca creyeron en mí, y Dios sabe que eran muchos (sonrisa).

MT: Por favor, una última palabra para tu familia y a los lectores.

PG: Les deseo a todos un año 2021 mucho más pacífico y prolífico que el anterior. A mi esposa y a mis hijos les prometo viajar menos en los meses aunque, con la reapertura de las fronteras, no necesariamente será real.

Moustapha Coulibaly

mundotaekwondo

taphacoulibaly69@gmail.com