ARTICULO-. Una lesión deportiva es un declive en el rendimiento deportivo ocasionado por un impedimento físico que conlleva a la interrupción de la actividad. En este artículo evaluaremos las distintas lesiones y tratamientos, así como presentaremos un ilustrativo de lo último en  vendajes.

El Taekwondo, desde lo Fisiológico, se clasifica en situacional o variado, ya que depende de la situación que  se presenta en el combate, donde el sistema nervioso central tiene la capacidad de extrapolar y resolver situaciones inesperadas. Sin embargo, es inevitable que en el contacto físico de este deporte, se produzca algún tipo de golpe que produzca alguna lesión deportiva de cualquier grado. Es por esta razón que la adecuada preparación física y el correcto uso de los implementos de protección en esta disciplina son cruciales para disminuir los daños corporales que se pudiesen presentar.

En lo que respecta al término de lesión, cabe destacar que en clínica es definido como el cambio anormal en la morfología o estructura de una parte del cuerpo producida por un daño externo o interno. Desde este sentido las heridas en la piel pueden considerarse lesiones producidas por un daño externo como los traumatismos, muy comunes en el Taekwondo.

Al mismo tiempo, las lesiones producen una alteración de la función o fisiología de los órganos, sistemas y aparatos, trastornando la salud.

El Taekwondo es un arte marcial de origen coreano que destaca por la variedad y espectacularidad de sus técnicas de patada.

El Taekwondo, como arte marcial de origen Coreano, basa sus principios en la reacción de

Anticipación, prevaleciendo el trabajo físico de alta intensidad, por lo que esta disciplina se

Ubica entre los deportes eminentemente técnico-tácticos en los cuales existen tres

Momentos de crucial importancia: La percepción del estímulo, representación y análisis del

Mismo y la respuesta motora.

Desde un punto de vista fisiológico, se clasifica en situacional o variado, ya que depende de la situación que se presenta en el combate, en donde el sistema nervioso central tiene la capacidad de extrapolar y resolver situaciones inesperadas  (Pedroso Martínez, Cruz Cruz,Y Ponce de León Nordiella, 2006

Sin embargo, es inevitable que en el contacto físico presente en ésta disciplina deportiva se produzca algún tipo de trauma que conlleve a alguna lesión deportiva de cualquier grado.

VALORACIÓN DE LAS LESIONES EN EL TAEKWONDO

Lesiones en mujeres y hombres competidores.

Por lo que respecta a las lesiones entre los atletas de distinto sexo, cabe comenzar indicando que la mayoría de los estudios que hemos hallado sobre las lesiones en Taekwondo no encuentran diferencias significativas entre mujeres y hombres, siendo la tasa de lesiones de las mujeres superior a los hombres en algunos estudios, y en otros inferiores.

Partes del cuerpo que se lesionan con más frecuencia.

Tal vez, sea este uno de los puntos claves y que mayor preocupación ha desatado en los últimos años sobre los máximos responsables de la organización profesional del Taekwondo en todos los niveles.

La seguridad de los atletas es de vital importancia, y es por ello, que las instituciones competentes y científicos especializados han creído conveniente estudiar y controlar de forma más rigurosa y sistematizada el tipo y zona de lesión más frecuentes en el Taekwondo, y así, hacer de este deporte una práctica más segura, disminuyendo el número y grado de las lesiones.

Concretamente, la Federación Mundial de Taekwondo (WTF) para evitar el número de lesiones y severidad de las mismas, decretó reglas concernientes a combates, como por ejemplo, que los atletas que quisieran participar en algún campeonato oficial de Taekwondo deberían estar en posesión del cinturón negro y tener, como mínimo, 16 años de edad.

Por otro lado, esta misma organización decretó nuevos cambios en la reglamentación referentes al ataque de puños, permitiendo golpear en la parte frontal del tronco que se cubre con una protección de pecho y abdomen. También las patadas fueron permitidas en el tronco y cabeza, la cual debe estar cubierta por un casco especial. Además, al permitirse la victoria del combate por KO., se acrecentó el contacto.

En relación a los resultados que se extraen de algunas investigaciones, citar el estudio llevado a cabo por Pieter y colaboradores (1995), y Pieter, Bercades, y Heijmans (1998) en el que se expone que la parte del cuerpo que más frecuentemente se lesiona en el Taekwondo son las extremidades inferiores, y especialmente el empeine del pie.

Puesto que la naturaleza del Taekwondo requiere el uso frecuente de las piernas,

Es predecible y lógico que la principal región del cuerpo que se vea afectada y sufra más accidentes de lesión sean las extremidades inferiores.

campeonato-taekwondo-absoluto-masculino-femenino-madrid_6_806501

Tipos de lesiones más frecuentes:

·         Contusión

·         Laceración

·         Esguince

·         Luxaciones

·         Desgarros musculares

·         Conmoción Cerebral

·         Artrosis

Contusión

Se trata de la patología traumática- inflamatoria más frecuenta en las actividades deportivas. Está clasificada dentro de las lesiones musculares directas. Concretamente, consiste en una compresión del músculo por un traumatismo directo. Resulta del choque de la masa muscular contra una superficie dura y el hueso. Especialmente, son frecuentes en los deportes de contacto como es el caso del Taekwondo.

Las contusiones musculares con hematoma intramuscular pueden calcificar y osificar, estado que conocemos con el nombre de miositis osificante. Miositis es un mal nombre para este proceso ya que no existe inflamación y se trata más bien de una osificación post- traumática. Las localizaciones más frecuentes son en el muslo y pelvis.

Pedroso Martínez et al (2006) las clasifica en:

Contusión superficial. Es originada por un trauma menor y se caracteriza por el dolor,

Aumento de volumen e impotencia funcional parcial.

Contusión profunda.  Se caracteriza porque el trauma origina lesiones en profundidad,

Bien por la intensidad de aquel, por el estado de los tejidos traumatizados o por la

Localización; en este caso el aumento del volumen y la presencia de hematomas pueden

Originarse por la ruptura no solo de pequeños vasos sanguíneos, sino también de la masa

Muscular

Considerando la etiología de la lesión, las contusiones pueden presentar síntomas como la

Tensión en el músculo y en la piel, dolor intenso, y en algunas ocasiones producir

Hematomas, los cuales dependerán de la profundidad a la que estén los vasos sanguíneos

Rotos y del volumen de la hemorragia.

Por ello se hace importante el uso correcto de los medios de protección como los cascos,

Canilleras, antebraceras, suspensores genitales, pechera (protector de las zonas abdominal,

Lumbar, dorsal y pectoral) (Pedroso et al., 2006).

Laceración

Una laceración es una herida dentada que ocurre cuando la piel, tejido y/o músculo se abre. Las laceraciones pueden ser profundas o superficiales, largas o cortas, amplias o estrechas. La mayoría de las laceraciones son el resultado de que la piel golpee un objeto o de que un objeto golpee con fuerza la piel. La reparación de laceración es el acto de limpiar, preparar y cerrar la herida.

Esguinces

Los esguinces, son lesiones que se producen cuando existe un movimiento forzado de la

Articulación, más allá de sus límites normales, que van desde la distensión hasta la ruptura

De un ligamento (Signes, 2001). De igual manera es definido como el movimiento forzado

De una articulación más allá de sus límites normales con lesión de sus cápsulas o

Ligamentos  (Álvarez Cambras, 1985).

Álvarez Cambras (1985) plantea la siguiente clasificación:

Primer Grado: Ruptura de un mínimo de fibras, ligamentos, dolores y tumefacción local

Sin inestabilidad. Se observa una distensión verdadera de los ligamentos sin lesión

Anatómica de las fibras colágenas. Esto se manifiesta en una morbosidad moderada y

Pequeña hinchazón de los tejidos blandos.

Segundo Grado: Disrupción de una mayor cantidad de fibras, gran reacción articular con

Pérdida de la fusión sin inestabilidad. Tiene lugar la laceración parcial del ligamento que se

Caracteriza por un marcado dolor, un rápido derrame en los tejidos blandos, el desarrollo de

Hemartrosis, hinchazón y alteración de la función de la articulación.

Tercer Grado: Completa avulsión del ligamento con inestabilidad articular. Se

Caracterizan por la lactación completa del ligamento, acompañada de fuerte dolor, a veces,

De crujidos; además se presenta el derrame en el tejido celular que rodea a la articulación,

Los fenómenos de hemartrosis e hinchazón se encuentran claramente marcados, y los

Ligamentos se rompen en el lugar de su fijación al hueso o a lo largo de su cuerpo.

Es importante resaltar algunos aspectos que son indispensables durante la prevención y

Análisis de la presencia de este tipo de lesión, siendo uno de ellas las consideraciones

Mecánicas, entendidas como el conjunto de cambios anatómicos que se producen después

De un primer esguince de tobillo, y que predisponen a sufrir futuros episodios de

Inestabilidad, al alterar el sistema estático de defensa articular. Entre ellas se pueden citar,

La laxitud residual o patológica (después de un esguince de tobillo, donde con mayor

Frecuencia se puede encontrar es en la articulación tibiotarsiana y en la articulación

Subastragalina (Signes, 2001); Limitación en la movilidad articular (siendo la dorsiflexión

El patrón que con mayor frecuencia y en mayor grado queda limitado después de un

Esguince de tobillo)  (Tabrizi, 2000));  Sinovial y cambios degenerativos (la hipertrofia

Sinovial y los procesos de pinzamiento en el complejo articular del tobillo, pueden

Desencadenar procesos degenerativos en las articulares)  (Tabrizi, 2000).

De igual manera, el análisis de las consideraciones funcionales, requiere de un alta

Atención y entre ellas se puede enunciar uno de los casos más comunes como lo es que en

Las lesiones de los ligamentos laterales del complejo articular del tobillo dará como

Resultado alteraciones en algunos de los sistemas propioceptivos (exteroceptivo y

Neuromuscular), las cuales afectarán principalmente a la dinámica y a la capacidad de

Defensa articular, incrementando el tiempo de reacción en el movimiento angular, y

Predisponiendo a sufrir futuros episodios de inestabilidad  (Konradsen y Ravn, 1990;

(Beumer, Valstar y Lofvenberg, 2003).

Se podría afirmar que dichas consideraciones mecánicas y funcionales determinarán, en un

Alto porcentaje, los aspectos y criterios para la elaboración de una propuesta de tratamiento

Que permita disminuir las posibilidades de sufrir una inestabilidad crónica de tobillo, de allí

Que el tratamiento se instaurará en función de la gravedad de la lesión, siendo los aspectos

Más relevantes: luchar contra el dolor y los trastornos tróficos, restaurar la movilidad

Articular, trabajar la musculatura atrofiada y realizar un trabajo propioceptivo (Pérez, 2006).

Si consideramos algunas medidas preventivas, se podría anotar, que la realización de un

Buen calentamiento enfatizando en las áreas más susceptibles a sufrir esguinces; no abreviar

El tiempo de duración del calentamiento que oscila entre 20 y 25 minutos (caso del

Taekwondo); no ejecutar pateos a objetos muy sólidos que puedan dañar la articulación y

Utilizar durante el entrenamiento los medios de protección apropiados en los diferentes

Miembros, serían de gran ayuda para la prevención de ésta lesión.

 

Luxaciones

Es la lesión traumática de una articulación, en la cual hay una descoaptación total y estable

De las superficies articulares, en otras palabras se podría definir como la perdida de la

Congruencia articular. De otro lado, cuando las superficies articulares, aunque están

Separadas mantienen algún contacto se habla de subluxación, Álvarez Cambras (1985).

Siendo importante anotar, que para que ocurra una luxación tiene que producirse el daño de

Los ligamentos o de las cápsulas.

Este tipo de lesión se divide en cuatro grupos, congénitas, espontáneas, traumáticas y

Recidivantes (recurrentes)  (Pedroso Martínez et al., 2006).

Congénitas: Es aquella que ya está presente en el momento del nacimiento o cuando en los

Elementos constitutivos de la articulación existen las condiciones para que la luxación

Ocurra.

Espontáneas: Es la que ocurre cuando existe algún daño en las superficies articulares o

Alguna lesión en las partes musculares vecinas, lo cual hace que se mantenga una constante

Inestabilidad articular y que se pierda la posición ósea con los menores movimientos.

Traumáticas: Es la ocasionada por un violento trauma que abruptamente separa las

Superficies óseas.

Recidivante: Subsigue a una traumática, por tratamiento mal dirigido o por haberse creado

Un daño en la estructura articular que permita la ocurrencia de la luxación por determinados

Movimientos. También pueden clasificarse como completas e incompletas (subluxaciones), en la cual existe un desplazamiento parcial de las superficies articulares.

Entre las causas más frecuente de luxación se podría enumerar una mala caída,

Movimientos bruscos, una mala ejecución o un exceso de entusiasmo por parte del

Practicante que puede lesionar al contrario, siendo las más comunes las luxaciones de

Hombro, codo, rótula y muñeca  (Pedroso Martínez et al., 2006).

Desgarros musculares

Son rupturas del tejido muscular o tendinoso, de extensión variable (la gravedad depende

Del área afectada), puede ocurrir en cualquier músculo. En el Taekwondo los músculos de

La cara interna del muslo son los músculos candidatos más probables a sufrir rupturas.

Pedroso Martínez et al., (2006) plantea que en el Taekwondo se evidencian diversas causas

Que incrementan la presencia de ésta lesión y ellas son:

Causas directas: Las causas generales son contracciones violentas del músculo o tirones

Súbitos y bruscos. También se puede producir cuando se somete a éste a una carga

Excesiva, cuando está fatigado o no se ha calentado lo suficiente. Causas externas como

Golpes o caídas.

Causas indirectas: La sudoración y la deshidratación originan pérdida de líquidos y sales

En el organismo. Los músculos van perdiendo propiedades mecánicas como la elasticidad al

Perder hidratación, por lo que tras un ejercicio prolongado aumenta las probabilidades de

Sufrir tirón.

Los síntomas que acompañan dicha lesión son el dolor repentino e intenso, localizado en un

Punto muy concreto; con perdida de la funcionalidad (imposibilidad de movimiento). En

Los casos leves (de rupturas pequeñas), el dolor es la única señal. En casos más graves

(Desgarro de todo un músculo), se produce también un hematoma bastante pronunciado,

Debido a la hemorragia interna.

Dentro de las medidas preventivas más relevante esta la realización de un buen

Calentamiento general y específico de los músculos y articulaciones, al igual que no

Ejecutar técnicas complejas sin hacer ejercicios de flexibilidad activa y pasiva para que los

Diferentes movimientos lleven al músculo al punto óptimo.

Tratamiento inmediato:

Es evidente, que el tiempo requerido para tratar las lesiones en los ligamentos y desgarros

Ha disminuido dramáticamente durante los últimos diez años.

El tratamiento inmediato de las lesiones del tejido blando es similar en cuanto a que incluye

Los cuatro componentes básicos: reposo, crioterapia (hielo), compresión, y elevación.

Además la evidencia científica sugiere que los analgésicos, anti – inflamatorios y los

Relajantes musculares no sedantes, los cuales juegan un rol importante, anotando claro esta

Que estos deben ser suministrados bajo prescripción médica.

Ahora bien, como se mencionó anteriormente, cuatro técnicas tradicionales son

Particularmente efectivas para el tratamiento de las lesiones agudas. Ellas son conocidas

Por las siglas RHCE: Reposo, Hielo, Compresión y elevación. Cada una de ellas de suma

Importancia.

 

Reposo

En los deportes, el reposo es siempre relativo. La experiencia a permitido determinar que

La inmovilización total de un brazo o pierna luego de la lesión no es la mejor estrategia de

Recuperación. Siendo así como un deportista con contusión en la pierna, debe suspender las

Actividades como correr, pero podrá nadar si esto no causa dolor o edemas recurrentes en la

Pierna lesionada.

Cualquier paciente que sufre una lesión relacionada con el deporte debería comenzar un

Programa de rehabilitación o de ejercicios con el objeto de restaurar o mantener la función,

Y de esta manera no estará estrictamente en reposo. Dentro de este contexto, el reposo

Implica que la lesión no sea sobre “estresada”.  Si el entrenamiento se interrumpe, se ve

Expuesto a un progresivo proceso de desadaptación por la disminución de las cargas

(Ramos Parrací, Monje Mahecha, López Laiseca y Figueroa Calderón, 2009).

Hielo

En el pasado, la aplicación de hielo era recomendada sólo durante las 24 a 48 horas luego

De una lesión. Hoy en día, la evidencia clínica sugiere que la aplicación intermitente puede

Ser eficaz cuando se continúa hasta siete días, particularmente con las contusiones.

La aplicación de hielo debería comenzar, inmediatamente luego de la lesión y es más

Efectiva cuando se realiza en forma intermitente; nosotros preferimos una técnica que

Combina esto con el masaje. Nosotros le enseñamos a nuestros pacientes a congelar agua en

Varios vasos plásticos de café. Esto les permitirá masajear el área lesionada en una forma

Circular durante 7 a 8 minutos, cada 30 a 45 minutos.

Compresión

La compresión, que a menudo es negada durante las primeras etapas del tratamiento, no

Debería agregar dolor al paciente. Se debería hacer en una forma suave, y es aplicada

Convenientemente usando bandas elásticas simples. Los pacientes deben evitar el efecto de

Torniquete, a raíz de bandas demasiado ajustadas. La compresión y el enfriamiento se

Pueden combinar usando bandas elásticas que han sido guardadas en hielo, pero la banda

Debería ser sacada, intermitentemente, para el masaje con hielo.

Elevación

La elevación, el último componente del RHCE, a menudo es ignorada o realizada

Inadecuadamente. La verdadera elevación hemodinámica significa levantar el miembro

Lesionado por encima del nivel del  corazón. En cambio, frecuentemente vemos atletas

Acostados con el tobillo o rodilla lesionados, en forma horizontal. Esto, claramente no es

Elevación hemodinámica, y es un serio error terapéutico.

Se debe instruir a los pacientes a sentarse o acostarse de  tal manera que el flujo sanguíneo

Vaya hacia abajo, sin impedimentos, desde el brazo o pierna lesionada hacia el corazón.

Una guía general para permitir al deportista a volver a la práctica deportiva, debe

Observarse la restauración del movimiento completo y de la fuerza de la extremidad o

Articulación lesionada. Los equipos especiales para medir la fuerza, la potencia y la

Resistencia de unidades músculo-tendón específicas, facilitan la evaluación y aumentan su

Precisión. La mayoría de los hospitales y unidades de terapia física disponen ahora de tales

Instrumentos. Antes que cualquier atleta-amateur o profesional-retorne al entrenamiento,

Nosotros requerimos la evidencia que al menos el 90% de la fuerza previa de la a la lesión

Esté restaurada.

Es importante anotar que el mantenimiento de  las bases estructurales de la adaptación

Mediante cargas físicas moderadas es una variante inconmensurablemente más efectiva que

La repetición de los ciclos de desadaptación-readaptación, ya que cada uno de esos ciclos

Tiene un precio estructural bastante alto. Este proceso de desadaptación supone no sólo la

Pérdida temporal de la forma deportiva que se recupera en el siguiente entrenamiento

(Ramos Parrací et al., 2009). Se trata de un fenómeno más radical, ya que cualquier

Recuperación del nivel perdido exige una nueva activación del aparato genético de las

Células, lo que implica que el precio estructural de la adaptación del atleta que ha perdido y

Recuperado su forma, sea mucho más alto que el del atleta que ha mantenido su

Entrenamiento ininterrumpidamente (Romero, 2001).

Todo lo anteriormente expuesto indica que, para organizar racionalmente el proceso de

Entrenamiento durante la presencia de lesión, es indispensable evitar la alternancia de los

Procesos de adaptación y desadaptación. Desgraciadamente, en la práctica deportiva se

Suele infringir esta situación y ello se debe a la prescripción de reposos prolongados a los

Atletas que sufren de lesiones, ya que una vez recuperados y estar sanos, no están aptos para

Competir porque han perdido su condición física  (Ramos Parrací et al., 2009).

Conmoción Cerebral

Una conmoción cerebral es una lesión al cerebro causada por un golpe a la cabeza. Una conmoción cerebral puede dejarlo confundido o desorientado temporalmente, hacerle perder la memoria (amnesia) o dejarlo inconsciente se produce cuando un golpe a la cabeza sacude, tironea, estira, inflama o rompe el tejido cerebral y las delicadas fibras nerviosas.

Una forma de explicarlo sin tecnicismos médicos, es que el cerebro se encuentra dentro del cráneo “flotando” en un líquido que llena el espacio entre cerebro y hueso. A consecuencia de un impacto directo en la cabeza, ya sea al recibir un golpe o por una caída, el cerebro golpea contra las paredes del cráneo. Según la intensidad del golpe se puede incluso perder el conocimiento.

Muchas artes marciales de competición prohíben expresamente dar golpes en la cabeza (karate) o utilizan cascos (tae kwon do). Sin embargo, si practicas competición, es un riesgo que corres. Por supuesto, en los deportes de contacto pleno (boxeo, full contact) los golpes en la cabeza están garantizados, pero ya hay médicos preparados.

Artrosis

La artrosis o enfermedad degenerativa articular, es la más común de las enfermedades articulares. Acontece cuando se degenera el cartílago articular.

   A pesar de que en ninguna de las investigaciones revisadas se haya incluido la artrosis como uno de los tipos de lesión más frecuentes en los deportistas de Taekwondo, cabe mencionar que en un estudio llevado a cabo por Olivé (2005), se encuentran las siguientes conclusiones acerca de la cadera en el practicante de Taekwondo:

El 40% de los deportistas practicantes de Taekwondo, con una edad media de 24, 68 años presentan criterio de artrosis en su cadera.

Los parámetros como sexo, edad, valores antropométricos, edad de inicio en la actividad, horas de práctica semanales y pierna dominante o de apoyo no tienen significación estadística de una mayor incidencia de artrosis. Pero si existe una tendencia mayor a localizarse las lesiones en la pierna de apoyo.

La rigidez matutina es un síntoma precoz que con el tiempo evolucionará hacia una limitación de la movilidad que mejora con el transcurrir del día y con la actividad física.

Con respecto al tipo de lesiones anatomopatológicas más frecuentes, se caracteriza por ser un proceso fundamentalmente proliferativo, siendo el osteofito pericapital la lesión más frecuente mientras que el pinzamiento articular es de aparición tardía.

El salto es el mecanismo que aparece como una de las causas principales en la génesis de la artrosis del taekwondista junto con los movimientos extremos de flexión, rotación interna y abducción forzada.

El Dollio- Chagui es la técnica con mayores picos de carga sobre la cadera y por tanto presumiblemente sería la que ocasionaría una mayor repercusión patológica. Mientras que el Tuit- Chagui y el Mondollio- Chagui exigen los mayores rangos de amplitudes de flexión de la cadera.

Relación entre los tipos de técnicas y lesiones. (Mecanismos principales de lesión en relación a las técnicas). Analizar el tipo de técnica biomecánicamente).

Como comentábamos anteriormente, la naturaleza del Taekwondo requiere el uso frecuente de las piernas, y por lo tanto, decíamos que es predecible y lógico que la principal región del cuerpo que se vea afectada y sufra más accidentes de lesión sean las extremidades inferiores.

En relación a este apartado, este tipo de lesiones concuerda con el tipo de técnica o mecanismo de acción más utilizado en Taekwondo, la realización de patadas y recepción de las mismas, especialmente utilizando la patada circular o Dollyo- Chagui. Según Zetou (2006), el mecanismo básico de lesión se producía cuando el atleta recibía una patada (35.6%), seguido por el lanzamiento de una patada, sin encontrar diferencias entre sexos (X2 = 665.5, p< 0.05).

Tiempo perdido a causa de las lesiones.

La problemática que suponen las lesiones es notable en el proceso de entrenamiento-competición, ya que implica su modificación o su interrupción. Cualquier incidencia lesional altera los planes de entrenamiento y es un factor importante en el control del entrenamiento.

La intervención más común dentro del ámbito deportivo se centra en la recuperación de las lesiones para regresar al nivel de rendimiento deportivo anterior, y éste es un proceso costoso desde el punto de vista económico y deportivo. Sin embargo, las actuaciones orientadas a la prevención de lesiones, a pesar de haber mostrado elevada eficacia, no se han implementado de manera sistemática en muchas modalidades deportivas.

Con la finalidad de entender mejor el concepto que enuncia esta cuestión y no provocar confusiones, creo conveniente aclarar que el tiempo perdido hace referencia a aquel espacio de tiempo que mantendrá a los atletas fuera del periodo de competición con una duración de un día como mínimo (Pieter, 2007)

En este mismo estudio realizado por Pieter, se registró que las atletas junior femeninas obtuvieron un porcentaje más alto sobre el tiempo perdido a causa de las lesiones que sus homólogas adultas.

Por el contrario, entre los atletas adultos, junior e infantiles no se encontraron diferencias en cuanto al tiempo perdido a causa de las lesiones, siendo todos ellos semejantes.

Los hábitos pre-competitivos y las lesiones en el Taekwondo.

En un estudio llevado a cabo por Kazemi y colaboradores (2005), se propuso valorar las características de los entrenamientos, los hábitos de la preparación de la competición, y el perfil de lesión de los atletas de Taekwondo.

Teniendo en cuenta que los resultados de este estudio piloto eran principalmente descriptivos, nos basaremos en sus argumentaciones para defender este apartado.

Por lo que respecta a los hábitos y lesionen en entrenamientos, comentar que las clases de Taekwondo comúnmente empiezan con un breve calentamiento o rutina de estiramientos.

La frecuencia de entrenamiento de los atletas de Taekwondo, es decir, el número de días de entrenamiento a la semana, fue el siguiente: 25% (n = 7) de uno a dos días por semana. Sobre el 53% (n = 15) de tres a cuatro días, el 21% (n = 6) durante cinco o más días.

Tanto los estiramientos previos al entrenamiento como los posteriores fueron registrados. Sobre el 40% (n = 11) de los encuestados solo estiraban antes del entrenamiento, y aproximadamente el 60% (n = 16) estiraban ambas veces, es decir, antes y después del entrenamiento.

Al examinar la utilización de los ejercicios de calentamiento y vuelta a la calma, encontramos que el 57% (n = 16) de los participantes practicaban siempre el calentamiento antes del entrenamiento, mientras que casi un 43% (n = 12) sólo calentaba ocasionalmente. Sólo seis de 28 encuestados (21%) indicaron que ellos siempre realizaban ejercicios de vuelta a la calma, diferentes a los estiramientos. Sobre el 64% y el 14% (n = 22) de los encuestados respondieron respectivamente, que ocasionalmente o nunca utilizaban los ejercicios de vuelta a la calma.

Respecto a la utilización del equipo, comentar que sobre el 60% (n = 17) de los encuestados respondieron que siempre utilizaban equipo de protección, mientras que un 39.3% (n = 11) solo lo utilizaban ocasionalmente.

Por lo que respecta a la experiencia y lesiones padecidas, comentar que de los 28 encuestados, 6 (21%) nunca habían tenido ninguna lesión. Un 46%, es decir, 13 participantes habían padecido en las extremidades inferiores su primera lesión. Las extremidades superiores y la espalda obtuvieron un porcentaje de 18% y un 10.8% de lesiones respectivamente. Y solamente un 3% registraron lesiones en la cabeza también como primera lesión. Cabe decir, que en este estudio, el 75% de los taekwondistas tenían 6 o más años de experiencia en ésta disciplina. Las lesiones dependen del nivel de los atletas, así como de la experiencia. A mayor nivel y experiencia las lesiones son menores.

Por otro lado, pero continuando con el análisis de las lesiones experimentadas por los atletas de Taekwondo, explicar que 13 atletas (46%) registrados experimentaron una segunda lesión. De todos estos, 8 (29%) tenían las extremidades inferiores afectadas, 3 (11%) las extremidades superiores y 2 (7%) la espalda.

Por lo que concierne a los experimentados en una tercera lesión, decir que disminuyó notablemente el número de casos.

Otro aspecto a tener en cuenta y que hace referencia a los hábitos precompetitivos de los atletas aumentando el riesgo de lesión son los “ciclos de peso”. Consisten en la pérdida de peso de forma rápida para alcanzar un peso determinado y entrar en una división de peso concreta. Este tipo de prácticas son muy comunes en los deportes de división de pesos. Para lograr dicho descenso de peso, los atletas recurren a las dietas pre-competitivas en las que restringen la comida y bebida para lograr una bajada rápida y recuperar el peso durante la competición, una vez realizada la medida de peso.

Las consecuencias de este tipo de prácticas pueden aumentar el riesgo de lesión como apunta Kazemi (2005), fatiga, tensión, así como reducción de la energía entre otras muchas más causas.

                                                                   TRABAJO ESPECIAL SOBRE VENDAJES

Descargar (PDF, Desconocido)

             CONCLUSIONES

Observando el entorno en el cual se desarrolla el Taekwondo y viendo sus

Alcances en el ámbito mundial, se ha denotado que el tratamiento de las lesiones deportivas

No  es tomado con la debida importancia y profesionalismo que

Mereciera, ya que no existe una cultura de cuidado, control, recuperación y rehabilitación

Adecuada de las mismas tanto de los entrenadores, deportistas y el cuerpo de trabajo

Encargado para tales fines.

Sin embargo, si los diversos procesos de ayuda en la recuperación de las lesiones a escala

Deportiva se llevaran a cabo, la combinación de los diferentes medios, tareas y ejercicios

(Del proceso recuperatorio y de entrenamiento) en correspondencia con la especificidad de

Las diferentes técnicas de pateo, así como las características individuales de los deportistas

Organizados por las diferentes etapas de entrenamiento, propiciarían las herramientas para

Un desarrollo sutil pero significativo de los niveles de amplitud articular, que permitan a los

Taekwondistas realizar ejecuciones con una mayor fluidez, fuerza y velocidad sin deformar

La estructura correcta del movimiento así como lograr mayor efectividad en los ataques,

Disminuyendo el riesgo de lesiones músculo articulares tendinosas y elevando la

Probabilidad de un mejor desempeño competitivo.

 

 

LESIONES EN EL TAEKWONDO

T.S.U. Miguel Sáez.

Fisioterapeuta Deportivo, Especialista en Vendajes.

Fisioterapeuta de la Federación Venezolana de Taekwondo.

Columnista Mundo Taekwondo