Nos permitimos hablar de una de las partes  más necesarias del cuerpo humano, vital  para mantener la estabilidad del cuerpo humano. El tendón de Aquiles (tendo Achillis) o tendón calcáneo (tendo calcaneus) el tendón de la parte posterior de la pierna que sirve para unir el gastrocnemio y el músculo sóleo al hueso calcáneo (talón).

Es necesario para cualquier actividad, por lo tanto, es imposible entrenar o competir, si tienes un desgarre o rotura de este tendón. Es por eso que nos atrevemos a decir, que cuando sucede, el mundo se cae para el atleta que la sufre, y muchos deportistas se han tenido que retirar por no poder llevar a cabo la necesaria operación, dado que es la mejor manera de corregir esta grave lesión.

Una lesión que incluya ruptura de ese tendón, no sólo te envía directamente a cirugía, sino que practicamente puede acabar con la carrera de muchos atletas de alto rendimiento, es por ello que es importante tener en cuenta algunas cuestiones referentes a esta parte del cuerpo, básica para el cuerpo.

TEMA. La evolución drástica del conocimiento ha permitido cambiar la visión de los profesionales con respecto a los tejidos más importantes del cuerpo. La evidencia científica está luchando ferozmente destrozando algunos paradigmas, considerando que las leyendas necesitan cambiar de nombre. Así una verdad absoluta de hoy, puede ser una mentira de mañana.

En esta línea, romperemos algunas leyes en el enfoque de las lesiones en tendones y aplicaremos mejores herramientas basadas en evidencia científicas para conseguir una buena capacidad de los tendones en nuestros atletas.

Los tendones son estructuras del tejido conectivo, que transmite la fuerza de contracción del musculo al hueso, permitiendo así el movimiento. Puede soportar cargas y resiste a fuerza tensión, lo que lo confiere una capacidad funcional enorme en nuestros atletas al realizar cualquier tipo de movimiento. Morfológicamente contiene 70% de agua y tenocitos, 30% de colágeno y elastina. Nos enfocaremos un poco en estos componentes para explicar un nuevo paradigma y tener claro el abordaje terapéutico.

Muchos profesionales utilizan la palabra tendinitis para explicar los dolores en los tendones pero los tendones no se inflaman. Este nuevo enfoque nos permite cambiar nuestra visión y mejorar nuestros tratamientos. Según un estudio realizado por Jill Cook e publicado por el British journal of sports medicine, los tendones sufren de una deformación de la matriz extracelular y el mismo autor desarrolló el concepto tendinopatia continuim.

Esta nueva realidad ayuda al fisioterapeuta a enfocar sus tratamientos en la optimización de las cargas, dejando al lado el abordaje pasivo en los tratamientos. Es de suma importancia esta nueva estrategia, ya que muchos atletas terminan sus carreras por esta disfunción.

Un tendón sometido a cargas puede aumentar la síntesis de colágeno y el flujo sanguíneo de 3 a 7 veces. Los colágenos ayudan al tejido a regenerarse y con el aumento de sangre aumenta el oxigeno, factores importantes en la curación de los tejidos.

Si el tejido no está a prueba de su capacidad, disminuirá las posibilidades de mejorarse cuyo la importancia del enfoque de Jill Cook. El reposo, el ultrasonido, el hielo no tienen relevancia en el tratamiento de los tendones tal como lo menciona las nuevas evidencias.

Otro punto muy importante es la ruptura del tendón y el manejo de los estudios por imagen para el diagnosticar. En la actualidad, el único estudio viable para visualizar una rotura del tendón es la ecografía caracterizada, junto a una buena valoración clínica por parte del profesional.

Actualmente, muchos se equivocan con la rotura del tendón por una desorganización del colágeno en un imagen. Esta confusión es por la deformación del colágeno, un proceso normal cuando el tejido responde a cargas. Expertos en tendones, confiesan que han logrando observar una rotura en los tendones dos a tres veces durante toda su vida profesional. Cuando tu medico te diagnostica una rotura del tendón, acude a otra profesional para una segunda opinión.

Datos importantes a tomar en cuenta por parte de un profesional de salud o un preparador físico para prevenir, diagnosticar y mejorar el rendimiento de los atletas.

Estudios han demostrado que los tendones sintetizan muchos colágenos en la adolescencia hasta los 20 anos, un entrenamiento enfocado en estos tejidos en este promedio de edad permite mejorar el rendimiento del atleta y prevenir futuros lesiones. El diagnostico es de suma importancia, las personas con tendinopatia refiere un dolor al movimiento, el reposo alivia los síntomas pero no ayuda al tejido al proceso recuperación tisular. Suelen presentar un dolor localizado, bien especifico.

Recuerda que no hay un buen tratamiento, sin un mejor diagnostico.

Como tratamiento, cambiamos el enfoque pasivo por ejercicios isométrico e isotónico como lo indica la profesora Ebonie Rio en 2017 en sus tesis de fin de ciclo.

Hay que tomar en serio los problemas de tendones, más de 58% de los atletas abandonan sus deportes por esta lesión. Las nuevas actualizaciones permiten que el fisioterapeuta pueda mejorar su desempeño laboral, nuestra profesión es muy linda y podemos mejorar la condición de vida de muchos atletas. Salvemos la carrera de nuestras estrellas, porque más por ellos, lo hacemos por el brillo de nuestros ojos.

Es vital fortalecer el tendón desde edades tempranas, para de esta forma obtener un mejor rendimiento sobre todo si la vida del atleta se establece por largo tiempo.

Moustapha Coulibaly

Fisioterapeuta