El taekwondo venezolano regresa al olimpismo gracias al árbitro aragüeño Guillermo Rodríguez, designado como uno de los 20 mejores jueces del planeta que intervendrán en los II Juegos Olímpicos Juveniles Nanjing 2014, evento que subirá el telón para este arte marcial en el Internacional Expo Center, del 17 al 21 de agosto.

Creo que, como dijo Simón Bolívar, la vida premia el esfuerzo. Llegar a los Juegos Olímpicos ha sido una tarea muy sacrificada por muchos factores, sobre todo el tema de la boletería y los costos, pero gracias a Dios podemos decir que Venezuela estará presente”, explica Rodríguez, profesional universitario con maestrías en educación y conducta humana.

La constancia de Rodríguez le ha permitido hoy por hoy emular a quien considera su mentor en el arbitraje de taekwondo, el maestro Martín Blanco (QEPD), quien abrió la brecha con su presencia en Sidney 2000.

Siempre recuerdo sus palabras, él me decía que antes de todo evento un buen árbitro debe repasar sus conocimientos ya que uno de los grandes errores en los que se puede caer es la confianza excesiva”, rememora Guillermo.

Gran compromiso

Rodríguez acudirá a Nanjing consciente del reto que implica esta competencia para Venezuela, país que clasificó a 59 atletas en 28 disciplinas, superando los 21 que estuvieron presentes en Singapur 2010.

“Esto es un gran reto, una responsabilidad enorme, pero gracias al apoyo de la Federación Venezolana de Taekwondo y a los maestros Hong y Hung Ki Kim por sus enseñanzas este sueño  es una realidad. Fue un camino duro, pero muy satisfactorio por las experiencias”, asegura el segundo réferi olímpico criollo.

Experiencia

Rodríguez, desde su debut internacional en 2009 (Panamericano Juvenil El Salvador), ha acumulado experiencia a lo largo de 20 eventos internacionales, entre los que destacan dos Grand Prix (Manchester y Suzhuo), un clasificatorio olímpico juvenil (Nanjing), cuatro campeonatos mundiales (dos juveniles, uno adulto y uno de sordos), y lleva un ritmo perfecto en su segundo ciclo olímpico (Bolivarianos, Suramericanos, Centroamericanos y Panamericanos), además de su constante incursión en los abiertos internacionales puntuables al ranking mundial y olímpico.

 

“Estar en Nanjing es algo único porque, mientras en los Olímpicos adultos convocan a 32 árbitros, para estos juegos el criterio se reduce a 20 jueces, quienes mostramos un rendimiento óptimo en las citas internacionales”, detalla.

 

Recientemente, en la cita el GP de Manchester, el criollo dirigió la final de los +67kg donde se coronó la rusa Olga Ivanova ante la koreana Injong Lee, mientras que en el I GP Series de China, fue seleccionado para dirigir la final de -57kg femenina entre la korenana Sohee Kim y la española Eva Calvo, además de un semifinal entre el británico Aaron Cook, a la postre campeón de los -80kg, y el francés Maizeroi Torann.

Rodríguez, quien llegará a 42 años el 1 de septiembre y es director de arbitraje de la Federación Venezolana de Taekwondo, además de miembro de la comisión supervisora de arbitraje de la Union Panamericana De Taekwondo (PATU), iniciará su travesía el 11 de agosto desde Caracas a Houston, desde donde volará a Los Ángeles, para conectar con Pekin, en China, y luego a Nanjing, sede del magno torneo juvenil.

 

Andrés Henriquez

Dirección de comunicaciones, prensa y publicidad 

Federación Venezolana de Taekwondo