Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, aplazados a 2021, tendrán lugar el próximo año, independientemente de la pandemia de coronavirus, anunció este lunes John Coates, vicepresidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

Durante una entrevista telefónica con la AFP este lunes, el presidente del comité de coordinación del COI para los Juegos Olímpicos 2020, afirmó que la cita tendrá lugar “con o sin” coronavirus, y precisó que “empezarán el 23 de julio del próximo año”.

“Serán los Juegos que habrán conquistado al covid, la luz al final del túnel”, afirmó.

El tema de estos Juegos continuará siendo “la reconstrucción tras los estragos causados por el tsunami”, declaró Coates, en alusión al terremoto y al tsunami que devastaron el noreste de Japón en 2011.

Hasta ahora, los Juegos Olímpicos solo se habían anulado en periodo de guerra. En principio, debían haberse inaugurado el 24 de julio, pero los organizadores tomaron la decisión histórica, en marzo, de postergarlos al verano de 2021, en tanto el coronavirus se propagaba por todo el mundo.

Prórrogas con los patrocinadores

Las autoridades japonesas indicaron claramente que no desean que los Juegos se aplacen de nuevo.

Las fronteras de Japón siguen estando cerradas en gran medida a los extranjeros, y muchos expertos dudan que para el próximo verano la pandemia esté bajo control.

John Coates habla durante una rueda de prensa del COI y el comité organizador de los Juegos de Tokio 2020, el 1 de noviembre de 2019 en la capital japonesa

© AFP/Archivos Behrouz Mehri

Según varios sondeos recientes, una clara mayoría de japoneses quiere que los Juegos se vuelvan a aplazar o que se anulen, a causa del coronavirus.

Pero Coates, sin embargo, subrayó que el gobierno nipón “no ha renunciado en absoluto” a organizarlos, pese a “la tarea monumental” que constituye el aplazamiento.

“Fueron aplazados un año, lo que representa una tarea gigantesca en términos de dar seguridad a todas las sedes”, señaló el presidente del comité de coordinación del COI para los Juegos.

Explicó que ha hecho falta renegociar los contratos con los patrocinadores y los hoteles, con los compromisos de los ‘sponsors’ renovados un año así como los derechos de retransmisión.

“Una gran parte de estas tareas se está realizando, o ya se han finalizado, un grupo de trabajo fue creado para examinar los diferentes escenarios posibles para 2021”, dijo Coates.

Los espectadores, a estudio

“En algunos países la situación (ligada al coronavirus) está bajo control, en otros no. Tendremos deportistas que vienen de sitios donde está bajo control y otros de sitios donde no”, añadió.

Una mujer posa bajo la lluvia junto a un reloj con la cuenta atrás para el comienzo de los Juegos Olímpicos de Tokio, el 23 de julio de 2020 en la capital japonesa<br />

© AFP/Archivos Charly Triballeau

La cuestión del número de espectadores autorizados a asistir a las pruebas olímpicas, así como a las ceremonias de apertura y clausura también está en estudio.

El grupo de trabajo, compuesto por responsables japoneses y miembros del COI, se reunió por primera vez la semana pasada.

“Su tarea consiste ahora en examinar todas las medidas que serán necesarias para que los Juegos tengan lugar”, detalló Coates, presidente desde 1990 del Comité Olímpico Australiano.

Japón ha invertido miles de dólares en estos Juegos y el retraso aumentará los costes.

Coates recordó que el COI ha intentado suavizar las consecuencias de la crisis, inyectando “unos 800 millones de dólares suplementarios para apoyar a las federaciones internacionales, cuyos ingresos se verán amputados este año, así como a los comités olímpicos nacionales”.

La llama olímpica de los Juegos está actualmente expuesta en un museo en Tokio y un conjunto gigante de los anillos olímpicos, de 69 toneladas y 15×32 metros, fue retirado de la bahía de la capital japonesa por mantenimiento.

AFP.