El atleta olímpico Jack Woolley, reconocido mundialmente en el Taekwondo por su famosa patada de escorpión, fue agredido en una calle de Dublín, y se encuentra recuperándose de una operación de boca.

El atleta olímpico de -58 kg iba caminando luego de tomar algo con unos amigos en un bar cuando fueron atacados aletoriamente por una banda de aproximadamente de ocho (08) a veinte (20) personas, que atacaron sin piedad a varios transeúntes dejando a su paso hombres y mujeres heridos y algunos inconscientes.

Afortunadamente estoy vivo. Tuve suerte”, dijo el irlandés desde el hospital James de Dublín.

El deportista ha tenido cientos de muestra de solidaridad por parte de sus fans y amigos en las redes sociales.

Carlos Hernández (MT).