«Hay que entrenar olímpico pero hay que rescatar también el Taekwondo Tradicional. Como Árbitro Internacional perteneciente a la Federación Mundial no me queda más que seguir los lineamientos Olímpicos deportivos. Pero me alegra mucho ver que muchas escuelas manejan dos líneas de trabajo, marcial y olímpica».

Quien así se expresa es el master costarricense, Dennis Berdugo, un influyente juez internacional de TKD, formador y preparador de atletas de alto rendimiento en Nicaragua donde asume varios clubes privados, u otros de carácter social.

Para el juez mundial las artes marciales son parte de una herencia asiática donde el respeto es parte primordial de la formación de los ciudadanos.

En Corea la tradición se ha mantenido porque es algo cultural de ellos, pero en occidente hay países que practican Taekwondo solo deportivo, olvidando que se trata de un deporte que viene de las artes marciales.

«Personalmente pienso que las escuelas debemos manejar 2 lineas. Primero la Formativa/Marcial, y luego que los alumnos alcanzan una madurez marcial y quieran incorporarse al TKD Olímpico deportivo, muchas veces carente de todo valor marcial, lo puedan hacer ya habiendo recibido esa formación Marcial previa que nos va a asegurar que no perdamos los fundamentos tradicionales», explica el director de Taekwondo IMPACTO.


«El problema principal es que hoy por hoy hay un montón de pateadores enseñando patadas a niños y jóvenes sin fundamento marcial ni Formación de Valores», remató.

 

CARLOS HERNANDEZ

MUNDOTAEKWONDO.COM