COLOMBIA-. La República de Colombia, tiene el lujo y el privilegio de tener un gran maestro de arte marcial, que luchó a través de los años por sembrar este regalo de Corea del Sur en diferentes poblaciones de Colombia. Hablamos del GM. Pedro Vicente Pinzón Limas, un hijo ilustre de Macaravita, que mediante el taekwondo dejó huella en cientos de deportistas que le respetan y admiran por su constancia y gran perseverancia.
Relata el maestro de Casanare, William Duarte, que el maestro Pinzón vivió de cerca las penurias de la guerra, ya que con apenas 17 años se convirtió en uno de los 4.314 combatientes colombianos que tomaron parte en la Guerra de Corea, librada desde 1950 hasta 1953 entre Corea del Sur, apoyada por los Estados Unidos y la Organización de las Naciones Unidas, contra Corea del Norte, apoyada por la República Popular China, con ayuda de la Unión Soviética.
Según un informe del semanario Vanguardia, Colombia fue el único país de América Latina que respondió al llamado de la ONU para apoyar a Corea del Sur luego de la invasión por parte de Corea del Norte y allí estuvo el maestro Pinzón conociendo de primera mano este acontecimiento.
De aquel enfrentamiento bélico, el maestro Pinzón Limas no tiene los mejores recuerdos, tanto así que prefiere ocultar los pormenores con un tajante, detalló a Vanguardia, “uno no queda bien después de una guerra”. Y no es para menos, el saldo final de la confrontación para el Batallón Colombia fue de 639 bajas de combate, distribuidas entre 163 muertos en acción, 448 heridos, 28 prisioneros que fueron canjeados y 47 desaparecidos.
No obstante, de la experiencia pudo sacar lo mejor. Fue precisamente en suelo asiático donde empezó a familiarizarse con el taekwondo.
WILLIAM DUARTE CON LA GANADORA
William Duarte, alumno del GM. Pinzón, relata de su gran calidad humana.
“Hoy día podemos decir con orgullo que en Colombia tenemos un maestro que comprende la esencia primordial del Taekwondo”, argumenta Duarte, quien refirió que recientemente el maestro Pinzón fue homenajeado en el nacional Cadete y Juvenil que se realizó en Casanare.
“Es importante que las nuevas generaciones conozcan y sepan que en Colombia tenemos un gran maestro”, culminó Duarte, quien es técnico de la selección juvenil de Colombia.
Sembrando el Taekwondo en Colombia
Bogotá
El maestro radica en Bogotá en la actualidad
Años más tarde, en 1964, incursionó de lleno en la práctica de la disciplina y en poco tiempo, 1967, ya era cinturón negro. Ayudó a fundar la primera Federación Colombiana de Taekwondo y recorrió el país masificando esta actividad deportiva en Santander, Casanare, Meta, Bogotá y Boyacá, entre otros departamentos. Fue técnico 10 años consecutivos de la Selección Colombia y fue profesor de la Universidad Nacional durante 40 años.
Actualmente vive en Bogotá y dicta conferencias a las nuevas generaciones, además de dedicar parte de su tiempo a la acupuntura, una técnica que forma parte de la medicina tradicional china, que consiste en la inserción y la manipulación de agujas en el cuerpo con el objetivo de restaurar la salud y el bienestar en el paciente.
Principales logros de su carrera
* Ayudó a fundar la primera Federación Colombiana de Taekwondo.
* Inició el taekwondo en Santander.
* Masificó su arte marcial por diferentes regiones del país, entre ellas Bogotá, Boyacá, Santander y Casanare.
* Fue profesor de taekwondo durante 40 años de la Universidad Nacional.
* Es cinturón negro (Noveno Dan)
* Fue entrenador de la selección Colombia durante 10 años consecutivo
Cuando el Arte Marcial prevalecía sobre el deporte, cuando sólo en sueños se podía vislumbrar que el Taekwondo iba llegar tan lejos, hubo gente en este lado del mundo que sembró semillas que dieron arboles tan frondosos que hoy se diseminan en el mundo entero. Es una gloria tener al GM. Pinzón entre nosotros.

Lic. Carlos Hernández

Mundotaekwondo.com

 

Foto: Vanguardia.