REPORTAJE-.Si bien es cierto Steven López es hoy por hoy el mejor atleta de la historia del Taekwondo, hubo una época donde atletas coreanos representaban la más genuina técnica y poder, siendo casi imposible derrotarlos. En este trabajo sabrás quienes eran y cuáles fueron sus máximas hazañas,  de un grupo que al final en su gran mayoría emigró a Estados Unidos.

El Taekwondo como todo lo que viene de Corea evoluciona y se perfecciona, podemos ver por ejemplo como en el plano de la tecnología, esa nación prácticamente dejó en el camino a Japón.  Compañías como Samsung, Lg, y Hyunday en  la industria automotriz y de construcción de  barcos puede respaldar esa afirmación.

En el Taekwondo aunque la evolución está prácticamente ligada a la tecnología de punta, hay algo en que los asiáticos de la península han bajado su ritmo arrollador, y que quizás mi afirmación pueda ser corroborada por hombres del Taekwondo  de la talla de Ireno Fargas o Henk Meijer,  por ser ellos protagonistas de excepción como atletas y luego como entrenadores.

 En la época del Taekwondo de los  años 80, y de los 90, el Taekwondo coreano fue extraordinario, e incluso admirable.  Para respaldar esta afirmación mencionaré los nombres de mis competidores favoritos, sin duda “fueras de serie”. Debo destacar figuras legendarias como Kwon Tae Ho, Ha Tae Kyung, Ji Yong Suk, Chang Myung Sam, Park Bong Kwong, Chung Kook Hyun, y Lee Kye Haeng, quienes fijaron una dinastía imposible de grandes campeones difícil de borrar que llegó a su punto cumbre  a finales de los 80.

Esa generación dio paso a  nombres como Kim Chul Ho, Seung Tae Shin, Kim Je Kyung, Kin Byong Chul, Dan Won Lee,  dejando como uno de los último del legado ganador al peso mínimo,  Choi Yeon Ho (4) veces campeón mundial. Ya vendrían los campeones olímpicos 2000, 2004, 2008, no tan espectaculares, no tan ganadores como la época que anteriormente describí.

Esos nombres catalogados referencias para los conocedores de la historia contemporánea del taekwondo han sido atletas excepcionales, con la técnica más depurada que se haya visto, entrenados al sistema más estricto.

El entrenador de esta dinastía es el  mítico Kim Se Hyuk, (rescatado para Beijing 2008-jefe de entrenadores del Samsumg profesional), fue sin duda uno,  sino el más prominente entrenador coreano de la historia viva de nuestro arte olímpico, pues no es secreto que sus acciones técnicas que transmitió a lo largo de finales de los 70, y toda la década de los 80 a los antes nombrados,  los convirtieron en atletas invictos.

Los giros, las técnicas de pateo doble, las combinaciones de apoyo a giro, sin ningún temor de ser descalificado en esta aseveración,  provienen de la iluminaria de este caballero, ahora de cabello totalmente blanco. Sin embargo, aunque el  fue uno de los  prolíficos practicantes del taekwondo moderno, dejemos que la historia nos consuma y nos llene de recuerdos de momentos gloriosos e increíbles como lo fueron los combates de los Juegos Olímpicos de Seúl 88, espectáculo que inspiró al no menos famoso Jean López, y a unos cuantos humildes servidores a dedicarnos al mundo del Taekwondo.

Los increíbles

Comenzaré por recordar el increíble, rapidísimo y espectacular Kwon Tae Ho, campeón mundial, asiático y olímpico quien en su transitar por el oro de Seúl derrotó al fogoso y valiente Enrique Torroella (Mexico), y al final en una pelea de infarto logró vencer en un combate no acto para cardiacos al norteamericano de raíces mexicanas, Juan Moreno de tan sólo 15 años de edad, pero con una estatura privilegiada para la división. Un combate que transcurrió muy intenso, pero con una soberbia técnica de Kwon Tae Ho que impactó a Moreno en el peto hasta 3 veces con la misma pierna,(la izquierda) mientras que Moreno, varias veces impactó sendas patadas laterales que en dos momentos tumbaron al extraordinario Tae Ho. Al final, gana el coreano, y los americanos sostendrían que no fue una decisión justa, pero el video dice lo contrario.

Otro inmenso, que no sólo ganó a medalla olímpica en 54 kg en Seúl siendo apenas un adolescente, sino que el impresionante Ha Tae Kyung luego conquistaría la medalla dorada de la Copa del Mundo en 64 kg, para retirarse ganando otra medalla de oro en las olimpiadas de Barcelona 1992, pero esta vez en 76 kg.

Recordando a Tae Kyung, Fargas debe memorizar  muy bien cuando preparó a sus dirigidos ante el conocimiento de saber que se enfrentaba a leyendas vidas del taekwondo a hombres máquinas, muy parecido a la historia de la película The Best Of The Best, y fue con Gabriel García de España, con su estilo rápido y versátil quien  le hacía un memorable combate a quien se consideraba un fenómeno. Cabe destacar que en esa división cayó el italiano Geremía D Constanzo, entre otros grandes gladiadores ante un coreano que marcó leyenda.

Si,  Kwon Ta Ho, y Ha Tae Kyung dieron un impresionante recital de taekwondo en Seúl para algarabía de su público, sería imposible que no nombráramos al coreano  Yong Sik, quien aportando un nivel fuera de serie dejó en el camino a hombres  como Han Won Lee de EEUU, y aportó una  eminencia de combate ante el español José Sanabria,  quien llegó a la final en una división complicada, pero sin nada que poder hacer ante la arremetida de Yong Sik, quien voló por la medalla de oro con un estilo agresivo, técnico y de gran velocidad, que transmitía tantas ganas de dar nocaut a un oponente.

En 64 kg, Corea presentó al más atleta técnico de su delegación,  espejo de la selección de Corea de esa época,Chang Myung Sam. (Incluso filmó varios videos de la WTF). Este deportista que falleció en un accidente de tránsito el año pasado, ya era campeón mundial, pero se encontró con un español que le hizo la vida imposible hasta el último raund.  Ese español, era Jesús  Tortosa, (actual Director Técnico de España) quien con muchísima velocidad de sus dobles patadas  complicaron al surcoreano, ya al término de culminar el encuentro brilló  la experiencia de Myung Sam, quien en esos juegos olímpicos simplemente dio una cátedra de patadas de apoyo, patadas en salto y técnica depurada.

myung sam
Chang M.S, un super dotado del Taekwondo.

Chang encontraría otro escollo que superaría en ajustado combate,  el turco Zengis Yagiz, quien a la postre se convertiría en peleador de K1 con un éxito impresionante. Myung Sam, era excesivamente técnico, al punto que al final de sus combates tenía que apretar para marcar los puntos por su exceso de fantasía en el combate que parecía más bien una clase de patadas aéreas principalmente buscando como destino el rostro de sus oponentes.

Le seguía en orden de peso, Park Bong Kwon.  Muy joven fue campeón mundial en 1985, de carácter  rabioso, con técnica depurada, prodigiosa patada descendente y un giro en tuit chaggy apabullador,  combinación letal entre potencia y técnica;  pero  lo más notable como lo dije antes su agresividad.  Demostró en dos combates magistrales precisamente en Seúl 88 de que estaba hecho.

 En contra del estadounidense Greg Baker sacó su furia, por cierto el anglosajón  se dio con el asiático un recital de taekwondo que puso de pie a los presentes. La final de los 70 kg – que por cierto fue televisada al mundo entero en vivo, recuerdo el momento de las acciones que me dejaron perplejo –  fue ante el español José María Sánchez (+), un valiente que de la mano de Ireno Fargas se entregó en cuerpo y alma a contener esa fuerza del coreano en un combate sencillamente extraordinario. Esa división 64-70 kg tenía también atletas de la muestra del mexicano  Manuel Jurado, y el coreano nacionalizado canadiense, Lee Jae Hon.  Por cierto, como materia anecdótica,  a Bong Kwong Park,  tuve la oportunidad de conocerle personalmente  en Kansas City cuando competí en el nacional universitario de Estados Unidos, para la época (1997),  el campeón mundial y olímpico estaba como entrenador en la Universidad de Barkley (CA).

Record Guinnes. Fue el primero en ser 4 veces campeón del mundo.
Record Guinnes. Fue el primero en ser 4 veces campeón del mundo.

La otra leyenda que capitalizaría (4) campeonatos mundiales, juegos asiáticos y el oro en 70-76 kg, en los J.O Seul, sería el famoso y  Record Guinnes, Chung Kook Hyun. Este deportistas marcó la época de los 80, era el Steven López del momento, en las olimpiadas noqueo a Jay Warwik, y ya en la final se dedicaría a jugar con un Luigi Oriano (Italia) seriamente lesionado quien salió a batallar por puro honor azurro.

 Kook Hyun, quien luego se desempeñaría como profesor de TAEKWONDO de la Universidad de Educación Física de Seúl también fue pionero en grabar sistemas de entrenamiento coreano, y en viajar por el mundo dando seminarios. Una de sus últimas apariciones fue haciendo el video de poomsae WTF el año pasado. Sencillamente extraordinario, capitán del equipo coreano hasta su retiro.

Para finalizar ese demoledor equipo en 76-83 kg destaca el coreano Lee Kye Haeng, quien por cierto disputó uno de los combates más reñidos de la justa olímpica ante el turco Metin Satin quien estuvo a punto de ganarle, hasta que el coreano con una serie de dobles  y tuit chaggy pudo superar a uno de los mejores  turcos de la época de los 80, muy respetado por la potencia, y precisión de sus giros rectos al peto.

El único coreano que falló en su intento en Seúl 88, y de quien se tejieron historias, que incluso datan de que el resto del equipo lo vetó, -rumores- fue Kim Jong Suk, quien de menor estatura ante  gigantes de dos metros como el alemán Michael Arnd, Henk Meijer (Holanda), y José Luis Alvarez de España, batalló de una forma descomunal ante los avances y la pericia del taekwondo del coreano estadounidense Jimmy Kim (CA), quien en ajustado combate lo venció para ser el único hombre no coreano en ganar unos juegos olímpicos.

 Lic. Carlos Hernández

CEO. Mundotaekwondo.com