ARTICULO-. La armadura del guerrero del Taekwondo la piel el alma.El solo hecho de ponértelo dispara la adrenalina, se agudiza la concentración se activan los músculos y el guerrero se prepara para la lucha.

Desde los primeros de caña hasta los actuales con la electrónica incorporada siempre han estado presentes en la vida del competidor. Rojo o azul son sus colores da igual,su cometido es el mismo protegernos y dar fe cuando son alcanzados,en el pasado a través del sonido en el presente con sensores que intentan evitar la subjetividad del punto.


El peto nuestro compañero de lucha es también nuestro objetivo a alcanzar. Aun recuerdo en épocas pasadas la sensación de euforia cuando se conectaba una técnica y atronaba en todo el pabellón.

Los guerreros no tenían piedad del peto,mientras mas fuerte le pegaras mejor.Ahora esa euforia se sustituye cuando el peto recoge el golpe a través del sensor y lo traslada al marcador. De seguro que es una forma mas justa de poder dar un vencedor. Aunque siempre quedará el recuerdo de esas batallas a peto partido.

El peto se ha hecho inteligente harto ya de tanto golpe que lo maltrataba sin cesar hasta quebrarlo.Ahora es culto de de protección por parte de los competidores.Se expone menos se guarda mas.Las guardias se cierran a su alrededor para impedir que sea alcanzado y marque los puntos.

Querido peto amigo mío. sigues haciendo la misma la labor que desde el principio.Sigues siendo el símbolo de la competición,hace ya mucho tiempo que no estamos unidos.Porque todo tiene su momento y el tuyo y el mío ya paso.Pero te sigo recordando con cariño y aunque te tuve que dejar colgado,siempre formaras parte de mi Alma de Guerrero.

Jose Torralvo