Cada día el entrenador debe tener la sabiduría para llevar a sus alumnos al camino de la excelencia, y eso pasa por educar a los padres del hijo taekwondoin, a ser parte del éxito del estudiante, y no del problema.

Tenemos que ayudar a los padres a entender que su hijo está estudiando una Arte Marcial, Deporte olímpico que requiere de muchos sacrificios y sobre todo disciplina, valores que recoge en el entrenamiento y que a la postre lo convertirán en un hombre de bien.

NADA ES FACIL.

El mundo de la competición y de la practica de Taekwondo,  cuando se hace de forma profesional y al más alto nivel,  tiene una exigencia que te obliga a entregar un máximo esfuerzo,  por lo que llegar a la cúspide no será fácil.

Es por ello que hay que hacerles ver a los padres que en el camino habrán situaciones complicadas para sus hijos. Acá se tendrá un gran reto:  Si somos capaces de enfocárselo adecuadamente puede ser muy enriquecedor para el hijo.

Ejemplo, un día no lo seleccionan para un torneo, o para una exhibición, o su combate no fue el mejor, o tiene un problema con alguno de sus compañeros, se lesiona en el momento más inoportuno, etc, quiere rendirse, no quiere ir más a la practica, debemos entender que eso es parte del camino que un competidor pasa a lo largo de su vida deportiva.

PERSEVERANCIA
En la practica o la competencia, tus hijos van a pasar por momentos duros, como lo expliqué en el primer párrafo. Pero esos indicativos, le enseñan a su hijo a esforzarse por aceptarlas y luchar por superarlas. En realidad todo lo que en algún momento les haya afectado, son factores enriquecedores para ellos, ya que les hace más fuertes y maduros, además les ayuda a saber estar en esas situaciones.

Deben comprender que una dificultad es algo que va completamente integrado en el deporte que practican. Hay que entender que en algún momento pudieras ser suplantados por otro atleta en un equipo. Podrás estar en una situación  de no estar de acuerdo con la decisión del entrenador. También es posible que vivas en carne propia una mala decisión arbitral, a perder, etc, pero al final deberás aprender a sobrellevarlo en busca de objetivos superiores.  Es un tema de madurez.

LA PALABRA CLAVE

Los padres de un niño taekwondoin, tienen un papel fundamental para que ellos puedan conseguir sus metas. Hemos de aceptar de forma constructiva este tipo de situaciones. Y hemos de reconocer que a veces no es fácil pero hemos de hacerlo por el bien de nuestros hijos.

Es el momento de que tengas claro que la palabra clave es el AUTOCONTROL.

CONFIA EN SU ENTRENADOR

El profesor de Taekwondo que al final se convierte en una parte importante  para muchas familias, no sólo por el ejemplo que ven en ellos, sino también por que se convierten en una persona con quien pasan mucho tiempo, y comparten unas serie de emociones, tanto positivas, como difíciles.

Debe ser tu aliado. El apoyo del Sabonim, pasa por recomendarle salir bien en el colegio como revisar el tema de su comportamiento fuera del Dojan. 

LA PROTECCION NECESARIA, MAS NO MIMARLO.

Cuando veas sufrir a tu hijo, no busques argumentos que justifiquen lo que hace. Controla esa tendencia (por un lado muy lógica porque le quieres) de ayudar a tu hijo dándole siempre la razón. Analiza fríamente los motivos que han producido esta circunstancia y aprovecha el momento clave para enseñarle a enfrentarse a situaciones adversas.

No intentes compadecerte de él ni aliviar sus sentimientos. Simplemente hazle ver que que es una situación más del deporte y de la vida que debe afrontar de la mejor manera posible y de forma positiva.

he visto durante mis treinta años en el Taekwondo, y 23 en la docencia del Taekwondo padres que han sacado del Taekwondo a futuros campeones por que un día no fue favorecido en el resultado, acabando con esa carrera y ratificando la falta de AUTOCONTROL.

QUE HACER

A un hijo en ese tipo de dificultades deportivas (no le salieron bien las cosas, se lesionó, no fue seleccionado, ect), Ofrécele la ayuda que necesite. Es muy importante que tu hijo note que estás a su lado y que le vas a ayudar a enfrentarse a esos malos momentos.

Lo que debes hacer es aclararle que si supera esas adversidades será más fuerte y le será muy útil en el futuro porque en la vida constantemente hay que enfrentarse a muchas dificultades. Si se entrena desde pequeño a afrontarlas, estará entrenado para hacerlo siempre. Será mejor persona y mejor deportista.

Foto: WTF.

EL SOL SALE PARA TODOS

He visto competidores con inicios en sus carreras totalmente discretas. En su etapa infantil y juvenil, apenas bronces en nacionales. Pero también he visto que esos mismos atletas, experimentan un alto nivel competitivo en edades adultos, incluso conformando selecciones de mayores, obteniendo títulos panamericanos y mundiales.

El propio Víctor Estrada (México), uno de los mejores atletas de América de todos los tiempos, dijo que de pequeño no le gustaba el contacto, y pidió ser retirado del Taekwondo, pero padres totalmente enfocados, lo fueron llevando, y luego se convertiría en una de las máquinas más efectivas de combate que mis ojos hayan visto.

Explícale a tu hijo que un buen deportista y artemarcialista, además de realizar buenas patadas, conseguir muchos medallas, ingresar en las selecciones, tiene que saber aceptar decisiones o situaciones que no le van a gustar.

LA DERROTA ES DIGNA SI SE TOMA COMO ESCALON.

Una vez viví la experiencia de perder por nocaut. Se burlaron de mi, a penas tenía 15 años, y recibí hasta Bullyng de los entrenadores y compañeros. De allí me propuse una meta, que jamás podría perder así, y que todos esos compañeros que se burlaron, iban a terminar respetando. Fue así, lo logré. Mis padres siempre sintieron orgullo de mis triunfos y me estimularon en mis derrotas. Por eso, nunca hay que bajar la cabeza, ni lanzar la toalla. No se puede rendir. Hay que seguir luchando hasta conseguir superarlo. Tras una caída, hay que levantarse una y otra vez.

Las personas que alcanzan el éxito son aquellas que son capaces de superar los momentos difíciles, que siempre los hay, y se esfuerzan al máximo para alcanzar los objetivos.

ACÁ EN ESTE VIDEO ME PERMITO BRINDARLES MI EXPERIENCIA, que nunca me rendí. Ser campeón o no, nunca fue mi inspiración, mi inspiración fue superar lo que me derrotó en algún momento, mi propio temor.   


LIC. CARLOS HERNANDEZ

CEO. MUNDOTAEKWONDO.COM