BOLIVIA-. El maestro de Taekwondo Alejandro Mansilla Arias de 50 años edad, juez internacional,  presidente de la FBTKD y vicepresidente de PATU para Sudamérica; se lanza a disputar una plaza por el Comité Olímpico Boliviano, tras considerar que las gestiones pasadas han dejado mucho que desear.

Según una nota de prensa, el objetivo de la candidatura del Dr. Mansilla es, sobretodo, recuperar la credibilidad de la familia deportiva boliviana en el ente máximo del olimpismo nacional que en palabras textuales del candidato, “…se nos muere, fruto del manoseo constante durante dos gestiones que han dejado al COB en una situación administrativa incierta y que se ha reflejado en los desastrosos resultados deportivos para nuestro país en los últimos juegos multidisciplinarios en los que se ha participado (Bolivarianos y Sudamericanos)”

Mansilla sugiere una propuesta fresca y a la vez, ambiciosa para poder reestructurar el COB desde sus fundamentos con el plan “Visión y Olimpismo: unidos con un objetivo, la excelencia…” que ha sido producido por un equipo multidisciplinario que propone, básicamente, un accionar transparente y ágil delineando transversales para trabajar de manera conjunta con las Federaciones Deportivas Nacionales (en todos sus niveles) y el Estado (Ministerio de Deportes) para así conseguir los objetivos propuestos.

La propuesta del Dr. Mansilla, plantea también, un desarrollo paralelo de los dos ámbitos del deporte: el alto rendimiento y el deporte para todos ya que las falencias en ambos universos son muy graves por lo que se hace necesario replantear el modelo de trabajo del COB en este sentido a través de un diagnóstico nacional que involucre a todos los actores.

Esta propuesta, solo será viable mediante la creación de un equipo multidisciplinario altamente calificado al interior del COB, según los diversos ámbitos de acción del mismo: tecnológico, deportivo, médico; entre otras; siendo uno de los ejes centrales, el diseño del “Plan Técnico Deportivo” que impulsará el trabajo a nivel formativo a través de la masificación y detección de talentos; y por otro lado, consolidará los planes y programas destinados al atleta de alto rendimiento.

Edición Mundotaekwondo.com