ROME-. Los atletas del continente europeo claramente adaptados al sistema de competición de petos electrónicos, vuelven a subir a lo más alto del podio en el segundo día de contienda del Grand Prix Roma 2018, con Rusia, Gran Bretaña, y Polonia como protagonistas.

Una de las más destacadas de la Jornada fue Jade Jones (Great Britain), quien ha ganado ya siete World Taekwondo Grand Prix, esta vez logró otro triunfo en -57kg.

Otro que estuvo magistral fue el ruso, Mikhail Artamonov, quien gana su segundo titulo de Grand Prix en -58kg.

Es protagonista,  Aleksandra Kowalczuk, de Polonia, quien ganó la división de +67kg, dejando a todos gratamente impresionados por su gran estatura y rápidos movimientos.

CARLOS HERNANDEZ

MUNDOTAEKWONDO.COM

FOTOS: VIA WT