CARACAS-. El taekwondo venezolano sólo logró una medalla en los Juegos Panamericanos Toronto 2015 gracias a Carlos Rivas en los +80 kg ,resultado que dejó a Venezuela en el sexto lugar del medallero de la especialidad. El último día de las competencias en el Centro Deportivo de Missisagua, al oeste de Canadá, Carlos Rivas,  alcanzó la vigésima final panamericana del taekwondo criollo, una donde enfrentó al cubano Rafael Alba Castillo, campeón mundial en Puebla 2013 y cuarto del planeta.

Hubo cosas en el planteamiento táctico que no me salieron como quería, pero gracias a Dios por este logro para mi país. Ahora a seguir trabajando para seguir mejorando. Estamos enfocados en algo grande”, resumió Rivas, cuyo palmarés en este ciclo lo sitúa en el puesto 18 del ranking mundial en los -87kg.

Camino a la final, Rivas venció al colombiano Moisés Molinares 14-1, en cuartos de final dio la campanada al derrotar al vigente campeón continental, el canadiense Marc-Andre Bergeron 4-1, y obtuvo su cupo a la final frente al argentino y doble medallista panamericano Martin Sio 10-9.

otra 2

“Lo de Carlos fue calidad técnica y coraje. Lástima que quizás por la presión, no siguió el planteamiento táctico como se quería, pero Rivas es el campeón sentimental de todos aquí en Toronto y de seguro que en Venezuela también”, dedujo por su parte Hung Ki Kim, presidente de la Federación Venezolana de Taekwondo.

Este resultado (Toronto 2015 fue un G-4) dejará a Rivas con una buena suma de puntos en el ranking, lo que podría llevarlo a ser convocado para el Gran Prix de Turquía de este año, evento clave en la sumatoria rumbo a Río 2016.

De los siete competidores criollos en el taekwondo panamericano, Venezuela logró un séptimo puesto (Virginia Dellán), un quinto (Javier Medina) y la plata de Rivas. En este trayecto, los criollos Mario Leal, Edgar Contreras y Adriana Martínez perdieron tres combates por opción a medalla en punto de oro, mientras que Medina en los -80kg perdió el bronce con el atleta más laureado en la historia del taekwondo olímpico (pentacampeón mundial y bicampeón olímpico en Atenas 2004 y Beijing 2008), el norteamericano Steven López. Mientras que Adanys Cordero batalló intensamente y cedió por diferencia de dos puntos en la búsqueda de una medalla.

“No debimos haber perdido esos combates, pero eso pasa precisamente por la falta de roce internacional desde el inicio del Ciclo Olímpico que tenemos, esa que le da la madurez competitiva a nuestros atletas. Además, perdimos peleas con campeones mundiales, panamericanos, medallistas olímpicos y atletas muy bien posicionados en el ranking”, prosiguió Ki Kim. Y agregó: “Javier sacó todo su arsenal, pero al final la experiencia de Steven López fue determinante”.

A juicio de Hung Ki Kim, en este 2015 la selección nacional “ha tenido un avance significativo por los eventos internacionales a los que hemos asistido y este ciclo ha sido fructífero pese a las limitaciones. Este equipo tiene mucha calidad técnica y es de los mejores que hemos formado en más de 30 años de historia en el taekwondo olímpico venezolano. Este trabajo es de todos, con mucha humildad”.

Venezuela culminó en el sexto puesto del taekwondo en Toronto 2015, misma posición que en Guadalajara 2011 y, tal como hace cuatro años “estamos conscientes en que debemos trabajar cada día mucho más, pero debo felicitar a todos y cada uno de los atletas que han luchado en este Ciclo Olímpico, así como a los entrenadores Seong Kim, Luis Noguera y Arlindo, y cada miembro de nuestra federación, porque han sido tiempos difíciles en los que hemos mantenido nuestro norte formador de campeones y medallistas de oro para la sociedad venezolana”.

En la agenda del taekwondo venezolano está su regreso este viernes a Venezuela, para preparar la incursión del combinado criollo al Abierto Mundial de Argentina, así como al Campeonato 
Mundial Militar 2015.

Andrés Henriquez
PRENSA FVTKD