ESPECIAL. La estrella británica de Taekwondo defiende su actuación después de un combate final extremadamente polémico contra la campeona olímpica reinante,  Shuyin Zheng (China).

“No es como quería que fuera, pero una victoria es una victoria”, dijo Walkden a los medios de comunicación en la zona mixta del Manchester Arena después de su pelea final. “Obviamente no fue agradable [escuchar los abucheos], pero nunca me di por vencida y me iba a morir luchando por la victoria, lo que creo que demostré”, dijo Walkden.


Hice lo que tenía que hacer y ahora soy tres veces campeón del mundo, que no me pueden quitar”,agregó. 

Bianca Walkden es  ahora triple campeona del mundo después de deshacerse de su rival más fuerte, Shuyin Zheng de China, en un controvertido combate

HECHOS. 

Zheng lideraba 16-6 el combate al final del segundo round del combate pero estaba acumulando amonestaciones ya que Walkden intentó superar su desventaja al hacer que su oponente acumulara penalidades para que la china fuera descalificada. Walkden logró hacerlo al obligar a Zheng a salir del ring en 4 ocasiones más aun cuando la china tenia una puntuación 20-11.  Cuando el árbitro declaró el final del combate por deducciones,  la representante china comenzó a llorar y quedó completamente devastada, pidiéndole a la organización la medalla de oro. Zheng ni siquiera podía pararse en el podio debido a la tristeza, mientras que Walkden trató de lidiar con la incómoda situación diciendo que solo “hizo su trabajo.

Una escena dramática e incómoda para todos los fanáticos de Taekwondo.

WTM.

Adaptación. Mundotaekwondo.com.