La atleta Zakia Khodadadi, que estaba destinada a convertirse en la primera mujer en representar al país de Oriente Medio en unos Juegos Paralímpicos, teme por su vida.

Khodadadi, atleta de Parataekwondo, no pudo salir de Kabul debido a la situación que atraviesa su país al igual que ocurrió con el que iba a ser el otro representante afgano en Tokio, el también taekwondista Hossain Rasouli, que igualmente vio truncado su sueño de acudir a los Juegos que se inauguran el próximo 24 de agosto.

“La delegación de Afganistán no está en posición de participar” en los Juegos Paralímpicos de la capital japonesa, dijo el lunes el director ejecutivo de Tokio 2020, Toshiro Muto, en una rueda de prensa en la que señaló que “la tensa situación” en el país “es la razón de la inviabilidad de venir” a la competición deportiva.

“Lamentamos que no puedan venir”, añadió Muto, que dijo que los organizadores de los Juegos esperan que “se encuentren seguros”.

Zakia Khodadadi incluso hizo un vídeo que se volvió viral, dónde explica el miedo que tiene de salir de su casa. Con el país en manos de los talibanes las mujeres pierden todos sus derechos.

Petición a España

Ante este caos, el gobierno español notificó que la deportista se encuentra en la lista de personas para rescatar. Ya España ha movilizado dos aviones para este proceso de evacuación aunque no ha aclarado cuándo se prevé que las dos aeronaves militares puedan llegar a Kabul, situado a dos horas y media de vuelo de Dubái, donde aguardarán el momento para desplazarse a un aeropuerto que ha vivido momentos de absoluto caos.

EFE.