RUSIA-. Una de las atletas más bellas del Taekwondo mundial, y también considerada una de las competidoras más agresivas,  es también una entusiasta conductora, que más bien prefiere las camionetas todo terreno, por su afición al campo.  Acá relata sus experiencias al volante.
ANASTACIA 3
Londres 2012
Baryshnikova, quien espera competir el próximo mes en la edición XXII de Campeonatos Mundiales en su país habló de su pasión por conducir.
 -Todo empezó con una viaja Moskvich Soviética que era de mi tio, y que él me ponía a manejar en sus piernas, cerca de la casa de verano donde no habían agentes de tránsito y mucho camino libre.  Cuando crecí un poco y comencé a llegar a los pedales con los pies, mi tío me entrenó en serio. Obviamente al principio me daba un poco de miedo.
    – Otra que cosa que me incomodaba era la caja manual, sincrónica, pensé que no era para mi, pero ya al final del verano estaba conduciendo muy bien.
-A la edad de 19, me inscribí en una escuela de conducción y puse a las normas de tráfico. Las clases iban bien. Sólo que  me pusieron de instructora a una  señora histérica que gritaba en voz alta cerca de mi oído por cualquier error. Era demasiado para mí, así que le expliqué  en términos simples que era algo que no debe hacer. Entiendo lenguaje humano normal bastante bien, le aclaré.
 ANASTACIA 1
 -La señora gritando dejó de gritar  y se quedó en silencio. Todo el resto era simplemente perfecto. Pasé mi examen de conducir en el primer intento.
– En el tráfico urbano, hubo algunos problemas al principio. Una vez, en una sección con un estrechamiento de carril no dejé pasar un coche que se suponía iba a ir primero. Así que este conductor se colocó luego  delante de mí, y se bajó a solucionar el problema.
– Me preguntó algo así: ¿Qué diablos crees que estás haciendo?. Entonces,  le mostré una cara linda, y le prometí que nunca haría eso de nuevo. El caballero se calmó y siguió su camino. Otra vez me estaba tratando de encontrar mi camino y me perdí. De repente  ví que estaba en una vía equivocada.
Regalos con ruedas
Cuando gané el bronce olímpico, tuve un Opel Corsa, que me dio el gobernador, luego el   Presidente me entregó un Audi A6,  una Kia Sportage que me permite mayor libertad para ir al campo.
Según Anastasia, ella sigue estas reglas para conducir:
  • Mantener la
  • Seguir las reglas
  • Nunca gritar a nadie.
ANASTACIA
ANASTASIA B. (RUSIA TAEKWONDO)

 

 

Promoción:

Lic. Carlos Hernández

Mundotaekwondo.com

 

Martial Tribes - La Red Social de Artes Marciales - Únete hoy!