Los atletas categoría Cadete de México, fueron capaces de lograr un resultado histórico para el Taekwondo panamericano, al lograr conseguir tres medallas de oro y dos de plata, en el Campeonato Mundial celebrado en Egipto del 24 al 27 de agosto.

El primer oro para México en un Campeonato Mundial de Cadetes, fue por conducto de Luis Salazar en -33 kilogramos, quien sumó la ilusión para los aztecas. Antes,  Eyleen Corona, había obtenido  plata en la categoría de -33 Kg, metal que imitó la señorita, Maithe Comonfort García en la categoría -55 kilogramos.

En el último día de actividades, cayeron dos metales dorados más, los taekwondoines Emilio Cendejas y Roberto Sumuano subieron a lo alto del pódium cerrando un torneo de ensueño que da alegría al país.

TRIUNFO.

Oscar Salazar, ex medallista olímpico Atenas 2004, dirigió técnicamente este torneo, y se agenció el premio a mejor coach, pues sus pupilos de la selección derrotaron a rivales de la talla de Turquía e Irán.

Es importante señalar, que los atletas cumplieron con una concentración en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR), donde entrenaron arduamente.

COMENTARIO. Un mérito gigante además para sus maestros y seleccionadores estatales, quienes los llevaron a tener el nivel que hoy día poseen, lo que habla del futuro del TKD en México, un país que ha tenido la oportunidad de tener campeones olimpicos y mundiales, amén de organizar grandes eventos, pero que en los últimos tiempos, ha sido víctima de la indolencia del estado, que prefiere invertir millones de dólares en otras disciplinas, que en la que realmente los expone al máximo rendimiento deportivo en todas las divisiones y modalidades. 

CARLOS HERNANDEZ

MUNDOTAEKWONDO.COM