Emigrar es una costumbre, y quizás un hábito de los países que por distintas circunstancias tienen problemas de índole económico, políticos y sociales, que no permiten que en la mayoría de los casos las personas surjan, y entonces se ven en la necesidad de irse a rumbos mejores.
Sin embargo, para David Becerra, taekwondista colombiano,  actualmente  viviendo en Corea, su decisión de irse viene más dada por la pasión que siente por el Taekwondo y ahora, por las Artes Marciales Coreanas.
www.mundotaekwondo.com, accedió a esta historia y decidimos realizarle una entrevista.
M.T-.Hemos sido informados de tu permanencia en Corea del Sur, y nos parece muy interesante, pues, no es el destino que por lo general usan tus paisanos para irse de Colombia. Háblanos de ti, y de esa motivación que nos contagió al conocer sobre tu vida en Corea. 
– Nací en la ciudad de Cali en Colombia, en el seno de un hogar humilde con mamá Clara Maraulanda y mi abuela Ligia Barrera de Marulanda (fallecida).  Yo tuve una educación llena de valores en el hogar y desde que era un infante tuve cierta fascinación por las artes marciales,  sin embargo para ese entonces no me permitieron practicarlas por miedo a que me convirtiera en alguien violento y agresivo.
A la edad de 11 años después de una brutal apaleada que me propinaron 4 chicos de entre 13-15 años en el parque del barrio fue que decidí poner fin a este tipo de humillaciones.
Para ese entonces yo estaba estudiando en el Colegio San Fernando rey, donde había la posibilidad de entrenar taekwondo y donde siempre tuve el apoyo de la institución y su rector Carlos Eduardo Borrero.  Bueno me registre y conocí mi primer maestro quien recuerdo con mucho afecto y respeto, Maestro William Ramos de la Liga del valle.
Yo empecé a disciplinarme fuertemente, hacía ejercicio, entrenaba, leía libros de taekwondo, en fin mil cosas, lastimosamente en un principio lo hice todo basado en el odio hasta que 6 meses después cobre venganza y la verdad al tiempo me arrepentí por haberme dejado llevar del odio.
Dedicandome por completo al arte marcial y a cambiar mi forma de ser. Es ahí donde conocí mis siguientes maestros Willmar Moncayo y Nelson Dario Taborda. Liderados por el Gran máster Jorge Luís Avendaño,  quien es pieza clave en la difusión de este arte marcial en Colombia y sobre todo en el valle del Cauca.
Debido a mis limitaciones económicas tuve que vender varias pertenencias para comprar mi dobok y pagar algunas mensualidades,  pero después de haber demostrado esfuerzo y capacidades el Gran maestro Avendaño me otorga una beca, para estos años 2004-2008 yo practicaba al 100% la modalidad de combate, si dejar de lado el poomsae en lo marcial, pero llevándolo muy mediocremente para ser honesto, cosa que no me dejaba del todo muy satisfecho.
Me dedique muchísimo recuerdo mi último campeonato fue en un clasificatorio junior para ir a Turquía en el 2008.
PRIMER CONTACTO CON COREANOS.
Justo en ese 2008 perdí mi año escolar y bueno por órdenes de mi familia tuve que alejarme del taekwondo por un tiempo de 1 año,  hasta el 2009 año que un amigo me llamó diciéndome que había llegado un entrenador coreano de Ktigers a enseñar gratuitamente por medio del programa de voluntarios auspiciado por la agencia de cooperación internacional coreana (KOICA)
Pues salí volando ya que en el 2006 había visto videos de ellos, además en mi libreta de metas y deseos había escrito que quería entrenar con los Ktigers algún día y al parecer ese día había llegado.
Asi fue comi conocí al maestro Woo Juntae,  cuando su español se reducía a un hola, como estas, adios y gracias.
Junto con mi compañera Lorena Rodríguez (competidora del valle) le pedimos que nos entrenará, así que nos puso a prueba una semana y después acepto, sin embargo,  Le pedimos que nos entrenará fuerte y de verdad, en la misma manera que el entrenó en Corea.
TAEKWONDO ESTILO K-TIGERS.
Por este motivo tuvimos un entrenamiento bastante fuerte y ultra disciplinado, los castigos eran pan de cada día y poco a poco nuestras mentes se empezaron a hacer más fuertes, también nos enseño unas bases de idioma, en mi caso aprendí a cocinar comida coreana con el y le traté de imitar en su disciplina, ya que para mi era sorprendente ver como estudiaba tan fuerte, entrenaba fuerte y cumplía sus responsabilidades totalmente a la edad de 23 años. Y yo siendo de 18 años quería seguir ese camino.
Entrené con el  durante un año y medio, tiempo en el que mi mente y mi corazón cambiaron totalmente, nadie daba un peso por mi en la modalidad de poomsae hasta que empecé a entrenar con el, tenía varios técnicos que pude superar y mis habilidades en el taekwondo extremo (patadas saltando, girando, mortales con patadas) era algo nuevo para los colombianos y que antes se creía erróneamente que solo los coreanos podían hacerlo.
Fue así como mi voluntad se fortaleció, durante ese tiempo conformamos un Equipo de exhibición de taekwondo llamado Team-T con el cual difundimos en Armenia y en el valle, yendo a colegios y universidades de diversos municipios, siendo Cali el más recorrido por obvias razones.
Para finalizar con una puesta en escena pionera en su estilo en Colombia. Un show de taekwondo, una obra con taekwondo, música, baile, actuacion, rompimientos y mucha acrobacia.
Finalizado su voluntariado en agosto de 2011 y una vez regresa a corea el equipo se separa y cada uno toma caminos diferentes, solamente Lorena Rodríguez y Andrés Felipe Cardona se quedan.
Tiempo después a finales de 2011 sólo quedamos Andrés y yo, y decidimos participar del programa Colombia tiene talento del formato americano (Got talent) en nuestro afán de llevar el taekwondo a toda la gente para masificarlo. Avanzamos a segunda ronda desde el primer filtro, después otros dos shows televisados.
Una vez terminado esto en el 2012,  nos separamos por algunas diferencias pero años después hicimos las pases.
En este mismo año yo entrenaba muy fuertemente motivado por los videos de mis ídolos del equipo King Of connexions (miembros :Choi woojin, Yoo In Gun, Ye Junyong, Min Kang, Shim Yonghoon Y por últimos sus dos líderes Cho ilho y Lim Keumhyeon [ex ktigers] ) quienes practican tricking, taekwondo y break dance, además del monstruo de las patadas shin min cheol [ex ktigers, actualmente capitán de mirme] o Jang Chang soon aún vigente en Ktigers.
Así que decidí crear un equipo de tricking en cali llamado Xtreme Legion, en compañia de dos practicantes de wushu,  Josue Cardozo, Felipe Marín y un practicante de Parkour,  Luís Gonzales todos ellos a quienes considero una familia del tricking.
MAYOR DESARROLLO
Para el 2013 mi tenacidad iba cada vez más y más lejos logrando subir de nivel pero por problemas económicos en mi hogar me veo en la necesidad de migrar con una supuesta oferta de trabajo a Medellín, donde una vez que llegué dicha oferta parece haber quedado en el olvido, igualmente yo venía entrenando muy fuerte y no quería detener mi proceso por eso sabia que fuera donde fuera iba a buscar el taekwondo, es así como entro al equipo de poomsae de la Liga de Antioquia apoyado por su maestro Oscar Willington Ortiz y su presidente Juan Carlos Alcaraz, quienes de me dieron la mano en todo momento una vez llegue al podio en poomsae haciéndome acreedor de varios beneficios como vivienda, alimentación espacial, atención médica y hasta educación , además de un apoyo de 200.000 pesos mensuales para gastos varios.
FAMILIA DENTRO DEL TKD
Antes de que obtuviera esto pase momentos difíciles que no hubiera podido superar sino hubiera sido gracias un amigo el Héctor Bedoya más conocido como “Kikilo” quien me ayudo en su hogar un mes y a la familia Jaramillo quienes me trataron absolutamente como si fuera un hijo más de la familia, por lo cual les quiero agradecer por este medio su gran aporte en mi vida.
DE VUELTA A CALI.
Después de un año y medio de mucho crecimiento, regreso a Cali en el 2014  debido al fallecimiento de mi abuela, a quien intentábamos cuidar al máximo dentro de lo que nuestra capacidad económica nos permitía a mi madre y a mi. Trabaje dos años en una multinacional (2014-2016) y después renuncie para seguir un proyecto del centro cultural coreano llamado (uri muri) con la idea de difundir la cultura y el arte marcial de Corea. Aquí labore durante un año muy a gusto enseñando taekwondo, aprendiendo nociones básicas del coreano e incluso cocina coreana.
HISTORIA DE AMOR.
Luego conocí a mi novia (coreana) ahí en el centro cultural coreano, y Le prometí que iría por ella a su país, para continuar nuestra relación (la verdad sin tener idea como podía hacerlo, pero con la seguridad de que lo iba a lograr) así tiempo después me llegó la información de la embajada de Corea sobre un curso de entrenamiento especial y estudio del taekkyeon y Ssireum,  ambas artes marciales tradicionales de Corea, compartí esta información con mi amiga Estrella Sarmiento (practicante de taekwondo quien representa a Boyacá) y así es como llegamos aquí a Corea.
INICIOS EN COREA DEL SUR.
Aprendimos durante casi 6 meses el taekkyeon, Ssireum y algunas nociones de coreano, obteniendo un nivel básico del idioma
Hasta el momento de manera muy curiosa no he tenido experiencias directamente con el taekwondo aquí en Corea del sur, en su lugar mis experiencias han sido en el taekkyeon y el Ssireum.
Por ejemplo campeonatos, eventos y la obtención del grado 1동 (dong) en taekkyeon por parte de la organización más importante de taekkyeon en Corea. 1동 (dong) es el equivalente a un  primer Dan.
En el Ssireum mi compañera Estrella Sarmiento y yo tuvimos el honor de ser los primeros colombianos participando de un campeonato internacional de esta disciplina, en donde yo no salí a competencia debido que días antes me lesione, pero mi compañera tuvo un buen rendimiento dentro en su combate.
¿TAEKWONDO HA PERDIDO FUERZA EN COREA?
Al llegar,  mis inquietudes y por ahí derecho una decepción es que yo quería saber que tan fuerte esta el taekwondo pero para ser honesto aquí en Corea no se si se deba a que últimamente el estilo de combate deportivo ha cambiado tanto o quien sabe que pero parece que el taekwondo se ve como algo más de niños y recreación, la gente joven y adulta está optando por otras opciones de artes marciales, ¿respetan el taekwondo? Sí, pero últimamente creo que no lo consideran tan fuerte, en términos de aplicación a la vida real en situaciones de combate real. Se puede decir de cierto modo que está siendo ligeramente subestimado.
Es por eso vemos la preocupación de varios maestros como Lee Dong Hee Ex Ktigers y propietario de un dojang donde busca recuperar este punto fundamental del taekwondo la autodefensa y la utilización de todas las partes del cuerpo con la intención de mostrar el verdadero taekwondo no sólo lo deportivo.
LIMITACIONES EN COREA
Dentro de las limitaciones que tuve desafortunadamente fue cuando tenía el dinero para pagar una universidad en Seoul, estaba haciendo el proceso de inscripción, pero me solicitaron tener 9000 dólares aparte de los 3000 dolares que tenía que pagar por los 6 meses de estudio. Por esa razón tuve que renunciar a esa idea en el momento, desde ese momento estoy enfocado a esa tarea y aprender lo que más pueda coreano por mi cuenta.
Sin duda lo que me dejo la cultura coreana desde que comparti con Woo Juntae fue el 백절불굴 (baekjeolbulgul) que literal significa aunque seas doblado 100 veces nunca jamás te quiebras, refiriéndose indirectamente que el cuerpo puede recibir mucho daño pero la mente y el espíritu deberán mantener fuertes y leales a su esencia. Lo que  llamamos un espíritu indomable.
Dentro de lo que domino está el taekwondo el inglés nivel intermedio, coreano nivel básico, luego taekkyeon y Ssireum pero no me jacto la verdad de a mucho de estas últimas porque apenas las pude practicar durante un tiempo muy corto si comparo con mi experiencia en taekwondo.
LA GRAN METROPOLIS.
La vida aquí es agitada, totalmente todo se hace rápido, tengas o no tengas hay un aire de estrés constante, siempre tienes que hacer algo, la gente siempre sale a tomar después del trabajo así que las borracheras son eternas, pero el país es muy seguro a excepción del tráfico que están locos.
SOBRE LA CULTURA DESDE EL PUNTO DE VISTA DE EXPERIENCIA PERSONAL
En lo personal creo que conservan algunas cosas de sus tradiciones pero se han perdido muchas otras. Pienso que la humildad se ha perdido aquí,  no diré que son todos absolutamente pero no es bueno hacerles un altar solamente basándonos en el estereotipo místico del sabio maestro oriental.
Cada maestro se ha de ganar su respeto de acuerdo a su conducta intachable. No por su país de origen y menos por unas cuantas rayas en el cinturón.
Me gustaría decir cosas más bonitas pero la verdad debe estar primero ante todo, en Corea primero esta la apariencia y el que dirán, esto está por encima absolutamente de todas las cosas, en todos las esferas de la sociedad, aquí la gente hará lo que sea necesario para destacarse en su apariencia o la presunción de lujos, atributos, viajes o habilidades.
El respeto hacia los mayores parece a veces solo un acto de etiqueta vacío y carente sinceridad que además siento que es utilizado como una herramienta más para escalar de posición en los círculos sociales.
El taekwondo hoy en día creo que más allá de la evolución técnica en cuanto a lo deportivo, necesita de un énfasis en lo filosófico en esa esencia de auto conocernos a través de sus técnicas, de aceptar el taekwondo como un camino de vida.
Por supuesto el taekwondo es un arte marcial moderno con bases tradicionales y un pasado histórico de sus artes marciales predecesoras, siendo asi un arte marcial que dinámizó que puede exhibirse de muchas maneras y de seguro seguirá siendo uno de los deportes y arte marcial más practicados del mundo.
PROYECCION EN COREA DEL SUR.
En cuanto a mis metas y proyectos, inicialmente es lograr obtener un nivel intermedio de coreano para poder aplicar a la carrera de taekwondo aquí, en la universidad kyunghee o Dankook.
Mi plan siempre ha sido convertirme en alguien que puede servir a los demás, así que me gustaría que haya en varios países de latinoamérica sedes del kukkiwon así como la hay en México, de esa manera se le da solución a las necesidades de practicantes y se puede instruir mejor a los maestros, sin estar ascendiendo y regalando cinturones negros a competidores que no llegan ni a cintas rojas en un afán de competir, a veces ganar dinero o supuestamente difundir la enseñanza del mismo por medio de la promoción de cinturónes negros, cuando lo que se hace es entorpecer el desarrollo del mismo.
Si tengo la oportunidad algún día me gustaría ser parte importante del desarrollo y la difusión del mismo, pero no soy muy ambicioso en ese tema ya que conlleva a muchas disputas y confrontaciones.
Solamente me gustaría aprender muy muy a fondo sobre el taekwondo, enseñar y aprender, hacer un máster en idiomas, tener la oportunidad de devolver a mi mamá todo lo que ha hecho por mi y de dar algo a todos y cada uno de los que han depositado su confianza en mi dándome su apoyo.
CARLOS HERNANDEZ
MUNDOTAEKWONDO.COM