¿Ganar en Taekwondo? La clave está en la Psicología.

Entreno fuerte, soy el más rápido, el más técnico, en los entrenamientos vuelo y derroto a todos, pero al llegar al torneo, los nervios me paralizan el cuerpo, y no me puedo concentrar en la competición, fallando muchas veces por mi falta de seguridad. 

De seguro a muchos atletas les pasa constante, e incluso, los entrenadores lo pueden ver en sus resultados deportivos. ¿Qué está sucediendo?, fácil, ese atleta necesita apoyo en la psicología deportiva.

¿Pero qué es, y para que sirve?

La psicología del deporte se encarga de observar, analizar y en dado caso modificar la conducta del ser humano en el ámbito deportivo; tomando en cuenta que una conducta puede ser definida como toda actividad observable, medible y cuantificable que realiza el ser humano, nos encontramos que, el psicólogo del deporte es el encargado de dar una razón al porqué de las conductas de los deportistas, entrenadores, jueces y administrativos.

Esto es importante debido a que en muchas ocasiones no sabemos cuál es el rol del psicólogo deportivo, ni cómo puede ayudar dentro de la institución deportiva, por lo que en esta primera aportación es importante detallar la función que puede tener el psicólogo deportivo y como la puede realizar.

El psicólogo deportivo puede realizar las siguientes intervenciones:

  • Acompañamiento Psicológico: dicha intervención tiene por finalidad realizar un acompañamiento durante todo el proceso deportivo del atleta con miras a una competición específica, puede durar hasta cuatro años (tomando en cuenta el ciclo Olímpico), es importante resaltar que, aunque se continué con el trabajo psicológico terminando dicha competición, este se debe reiniciar tomando en cuenta los resultados obtenidos hasta el momento.
  • Coaching: el coaching es una herramienta fundamental en el trabajo psicológico, ya que, nos permite realizar intervenciones poco profundas y busca solucionar problemas visibles en el momento, sin necesidad de realizar intervenciones muy profundas, las cuales se deberán realizar al terminar la competición para la que se está trabajando. Se hace la recomendación de siempre trabajar con el psicólogo deportivo ya que como se menciona el coaching es una herramienta más en el amplio repertorio de psicólogo deportivo, sin embargo, los coaches actuales lo usan como la panacea, dejando de lado otras herramientas que dan más peso al trabajo a realizar.
  • Intervención en crisis: se realiza cuando falta poco tiempo para una competición y se busca resolver un conflicto reciente, es una de las intervenciones más complicadas, por la falta de tiempo y la necesidad de resolver problemas inmediatos, es importante establecer prioridades y trabajarlas. De igual forma que en el coaching, es importante realizar la intervención después de la competición con la finalidad de resolver los conflictos que quedaron sin resolver.
  • Psicología Clínica: es importante reconocer que la mayoría de conflictos deportivos, tienen su base en problemas de carácter personal, por lo que el psicólogo deportivo debe tener una formación en psicología clínica, con la finalidad de poder resolver los conflictos que se puedan presentar de carácter clínico, y dicha formación debe servirle para saber hasta dónde le corresponde realizar la intervención o cuando es el momento de canalizar al deportista con un especialista en psicología clínica.

Existen más intervenciones, aunque las anteriores son las más empleadas en la actualidad, es importante señalar que dichas intervenciones se pueden realizar de cuatro formas distintas:

  • Intervención Directa: dicha intervención es en donde el psicólogo deportivo se encuentra cara a cara con los deportistas, entrenadores, jueces o directivos; es el encargado de llevar a cabo las dinámicas, la aplicación y evaluación de instrumentos de medición y las entrevistas.
  • Intervención Indirecta: es aquella donde el psicólogo asesora a una persona cercana al club (entrenador, directivo o juez) y realiza la intervención a través de esta persona, el psicólogo nunca está frente a las personas, y trabaja desde la observación indirecta.
  • Intervención Grupal: se trabaja con todos los miembros del equipo, aun cuando sea un deporte individual, se realiza la intervención por medio de dinámicas grupales, entrevistas estructuradas o semi estructuradas de corta duración, aplicación de instrumentos de medición, etc.
  • Intervención Individual: se realiza por medio del trabajo enfocado a solo un miembro del equipo deportivo, por lo regular se busca por los padres del atleta o su entrenador, se realizan sesiones de 45 a 60 minutos, pueden ser cada tercer día, semanales o quincenales (se recomienda trabajar semanalmente para poder tener una observación más confíale, ya que, cada tercer día no se puede apreciar mucho el cambio, y cada 15 días se puede perder un poco el hilo de las sesiones).

Es muy importante reconocer que el psicólogo deportivo debe ser un experto en los siete grandes factores psicológicos de los que se desprenden la mayoría de los conflictos deportivos.

Tales factores son:

  • Personalidad
  • Auto Confianza
  • Nivel de Activación
  • Estrés
  • Motivación
  • Cohesión Grupal
  • Concentración

Por último y como se mencionaba anteriormente, se debe distinguir hacia que sector del deporte se dirige la intervención, ya que dicha intervención puede ser específica para los siguientes sectores.

  • Atletas
  • Psicología de los Padres de Familia
  • Psicología de los Entrenadores
  • Psicología de los Jueces Deportivos
  • Psicología de los Directivos del Deporte

Dichos factores psicológicos y sectores de aplicación, serán revisados a profundidad en posteriores entregas.

Recuerda que la Psicología Deportiva es una herramienta que puedes usar como atleta, entrenador, juez o directivo para llegar hasta tus objetivos y debes trabajar día con día para conseguir estar ¡EN LA MENTE DEL DEPORTE!

Máster Bernardo Gómez García

Edición: Mundotaekwondo.com

Fotos: Melina Baez Serrano.

Colaboración para Mundotaekwondo.com