El africano, Cheick Sallah Cisse (24), será siempre recordado por llegar a la final de los Juegos Olímpicos de Rio 2016, y ganar la medalla de oro tras una técnica de último segundo que cambió su vida definitivamente.

Sin ser el favorito de la categoría, donde evidentemente las miradas apuntaban a los deportistas de Irán, Azerbayian, Estados Unidos, Moldavia, entre otros, Cheick Sallah Cisse hizo magia en el combate final de su categoría ante el representante de Gran Bretaña, Lutalo Muhammad, que estuvo por delante durante todo el combate, pero Cisse arremetió con una patada giratoria (Furyo chaggy), su pie rozó la cara del británico, y salió la puntuación (8×6) que le daría la victoria.

Cisse es fijo en los Grand Prix.

Lutalo, quedó perplejo al mirar el marcador, mientras Cisse celebraba recorriendo el lugar con la bandera de su país. Ese oro de Cisse, le otorgó  la gloria deportiva y la inmortalidad televisiva.

RETORNO DE UN HEROE.

Volvió a casa como un héroe, pues fue la primera medalla de oro olímpica ganada por un deportista de Costa de Marfil, al igual que la otra estrella de Taekwondo,  Ruth Gbagbi (quien ganó el bronce).

Ellos fueron recibidos por el presidente y recorrieron el país para difundir la alegría de esta medalla olímpica. Posteriormente, los dos mejoraron su entorno de entrenamiento, trasladándose de África Occidental al dojang del maestro entrenador español,  Juan Antonio Ramos,  en la idílica isla mediterránea de Mallorca, donde radica actualmente junto a otro grupo de deportistas internacionales entrenados por el b campeón mundial.

HOY DIA ES REFERENCIA.

Para muchos deportistas que obtienen un triunfo tan importante, la fama e incluso el dinero que pueden obtener, les puede sacar del camino. Habría sido fácil, después de los Juegos de Río de Janeiro, que Cisse se saliera del camino. Pero no lo hizo, por el contrario se ha convertido en uno de los más fuertes competidores de una división muy exigente como lo es -80 kg.

Tiene una combinación perfecta, ganas de ganar con un corazón resistente, patadas de todo tipo y una extraordinaria mente fuerte”

 

CARACTERISTICAS. Hoy día bajo la guía del exigente Ramos, Cisse, se ve mejor y más audaz que nunca. El utiliza sus habilidades para atacar pues observamos que tiene una resistencia de maratonista, y como ya lo demostró puede sacar cualquier patada y cambiar el juego, así que nadie está a salvo con este africano.

Entre las personas que Cisse alaba, destaca a Lucien Christian Kragbe, quien fue su maestro y como un padre para el. Lo ha dicho en entrevistas.  “Fue mi primer maestro, y no solo fue mi maestro, me ayudó mucho. Él es como mi padre”.

CARLOS HERNANDEZ

MUNDOTAEKWONDO.COM