Hoy en día el Taekwondo además de un Arte Marcial se ha convertido en un deporte Olímpico, esto ha propiciado la aparición en escena de grandes entrenadores, incluso muchos de ellos que mantienen la parte marcial dentro de sus faenas diarias.

El Taekwondo olímpico tiene una evolución constante, cada día incluye mayores tecnologías y más avances. Es por ello que en nuestro artículo valoraremos algunos conceptos para que ustedes mismos definan un concepto final, y se hagan una idea de las diferencias.

 

PARTE DEPORTIVA.

Debemos diferenciar al Maestro(Arte Marcial) del entrenador deportivo, este último surge en la faceta deportiva y no todos son entrenadores de alto nivel.

Dentro de esta nueva categoría de entrenadores los hay de diferentes niveles, están los entrenadores de base que son aquellos que llegan a formar técnicamente al atleta.

Los entrenadores de alto nivel, los cuales se dedican a perfeccionar y dotar de recursos tácticos al atleta.

Y por último está el entrenador que es capaz de coger desde sus inicios a un atleta y llevarlo a lo más alto.

LO MARCIAL.

Queda claro que el Taekwondo no es sólo un deporte de alto rendimiento con rango olímpico u entrenar para competir. El Taekwondo es un árbol frondoso lleno de sabiduría, y filosofía que incluye una serie de conocimientos y valores que te ayudan en tu camino de vida.

El practicante que inicia en la faceta del Taekwondo en una academia (Doyan), casi siempre conoce ese camino de vida, porque su primera inquietud casi siempre fue aprender a defenderse, quizás inspirado por las películas de acción.

Hay países donde la marcialidad queda de lado -no vamos a decirlos para no herir susceptibilidades- pero que igualmente forman a los deportistas con valores olímpicos, es loable, de allí que siempre le llamen al técnico, “Profe”, “Entrenador” “Coach” o por su nombre de pila.

 

Mientras, hay selecciones nacionales que conservan el acervo cultural del Taekwondo, donde el entrenador es llamado Sabonim, mantienen normas de saludo marcial, ect.

Si tienes un entrenador de alto rendimiento,  será su forma de desenvolverse dentro del área de clases lo que demostrará si es sólo un entrenador deportivo, o mantiene la categoría de Sabonim.

Sin embargo, sea un técnico dedicado al alto rendimiento, u un profesor de base marcial, o sencillamente un maestro de artes marciales que se dedique al deporte olímpico formando competidores y viviendo el día a día competitivo, todos y cada uno ellos se merecen el máximo respeto, ya que siempre brindan sus conocimientos y su tiempo, entregando vida y pasión.

 

Por: Pedro Cardona y Carlos Hernández

Mundotaekwondo.com