Cómo plantear una clase de TAEKWONDO Deportivo sin perder la Marcialidad.

ARTICULO-. La importancia de planificar o plantear una clase de Tae Kwon Do hoy en día, radica en la necesidad de organizar de manera coherente lo que se quiere lograr con los estudiantes u atletas en el aula o área de entrenamiento.

Esto implica tomar decisiones previas a la práctica sobre qué es lo que se aprenderá, para qué se hará y cómo se puede lograr de la mejor manera. Debemos tener muy claro que el Taekwondo es un arte marcial y un deporte de combate y que al igual que el resto de otras disciplinas o prácticas deportivas posee características positivas y negativas y es, a través de la depuración deportiva y el rescate de nuestras raíces (propias del Tae Kwon Do) que conseguiremos recuperar en esta modalidad nuestros verdaderos principios y valores marciales y conseguir así, un pleno desarrollo de los alumnos o atletas.

Desde hace ya tiempo, venimos repitiendo que “la planificación del entrenamiento deportivo es ante todo el resultado del pensamiento del entrenador”.

Este pensamiento debe estar lo más distanciado posible de toda improvisación; integrar los conocimientos en un sistema estructural y organizado lo más cercano a la ciencia, la tecnología, el ámbito deportivo y competitivo, pero sin olvidar nuestros principios, actitudes y comportamientos del arte marcial, conduciendo al estudiante al éxito en la formación de su carácter en el Camino del autoperfeccionamiento en esta disciplina.

Es por ello, que la marcialidad debe marcar la pauta en la reestructuración del Arte, si bien la competición ha traído grandes beneficios al Taekwondo y sobre todo mayor difusión que cualquier otra arte marcial, también es cierto que se han olvidado los más importantes valores que hicieron grande este noble arte.

En la actualidad las artes marciales se practican por diferentes razones, que incluyen el deporte, la salud, la protección y el desarrollo personal, la disciplina mental, la forja del carácter y la autoconfianza, sin embargo, no debemos olvidar que estas tienen un significado estricto, y es el de “artes militares”, por extensión se aplica a todo tipo de forma de lucha cuerpo a cuerpo y a las artes militares históricas.

En el ámbito marcial este deporte muestra las características de un orden militar, todos nosotros e incluso aquellos que han llegado al grado de negras están bajo las ordenes de un comandante o en este caso de un profesor al cual debemos obedecer sea cual sea la orden, pero este profesor nunca nos ara hacer algo sin sentido, se supone que cada ejercicio por más aburrido que nos parezca tiene un fin.

Para poder desarrollarnos en el ambiente de un taekwondoin debemos aprender a seguir órdenes de respeto hacia nuestro entorno o comunidad y al hacerlo esto poco a poco se va convirtiendo en un habito el cual podremos ocupar y poner en práctica en la escuela, la casa y el trabajo lo cual nos abrirá muchas puertas en la sociedad.

PLANTEAMIENTO A TOMAR EN CUENTA EN CLASE DE TAEKWONDO. 

Es por todo lo antes expuesto, del llamado a la reflexión que todo entrenador debemos realizar con nosotros mismos en un arte tan noble como lo es el Tae Kwon do, en no excluir en nuestra planificación y en el día a día con nuestros estudiantes, nuestros principios y valores marciales, ya que estos nos permitirán alcanzar en nuestros estudiantes:

1.- La concentración y la disciplina, creando hábitos que ayudarán al niño en sus estudios y tareas.

2.- Generar el respeto y educación, haciendo con que el niño/a sea más comprensivo, tenga mejor control personal, y cree actitudes positivas hacia los demás.

3.- La conquista de la confianza y seguridad en sí mismo hará en el niño/a, se sienta seguro y con confianza de sus posibilidades en distintas situaciones de su vida cotidiana.

4.- Mejora de su forma física, ofreciendo a su cuerpo resistencia, incremento de energía, estímulos, flexibilidad, reflejos y motricidad, que mejorarán su estado físico y favorecerán a su desarrollo.

CARLOS HERNANDEZ

LUIS RAMOS. 

MUNDOTAEKWONDO.COM