El Taekwondo es como un proceso que cada día abarca mayores disciplinas de desarrollo y estudio. La parte mental, ha venido ocupando un privilegiado lugar en lo que trata de preparación de atletas de alto rendimiento. Hoy, en la parte de Psicología tratado por expertos, vamos a volver a tratar uno de los temas cumbres en esta materia: EL FLOW EN TAEKWONDO.

Uno de los principales objetivos que debemos tener dentro del taekwondo es el poder realizar nuestra actividad automáticamente, es decir poder tomar decisiones de la manera más rápida posible y poder anticipar los movimientos de nuestro rival.

¿Será eso verdaderamente posible?

Dentro del deporte de alto rendimiento nos encontramos con un concepto que es realmente interesante el FLOW en el deporte es decir poder FLUIR dentro de nuestro deporte; es decir poder realizar nuestra competencia sin si quiera ser conscientes de ello, aunque paradójicamente este estado solo se alcanza con la consciencia plena de los deportistas.

¿Pero cómo podemos alcanzar este estado de FLOW?

La respuesta es muy sencilla, se necesita desarrollar un alto grado de entrenamiento mental con la finalidad de que llegado el momento de la competición puedas dejar de pensar en todo lo innecesario en ese momento y simplemente dejarte llevar.

Este tipo de sentimiento tú lo has experimentado, intenta recordar la competencia o el combate en donde simplemente no sabes que paso, pero te sentiste completamente seguro de ti mismo y obtuviste tu máximo rendimiento.

Y tú me preguntarás que, si ya fuiste capaz de alcanzar dicha sensación, ¿por qué no puedes volver a llegar a ese estado? Muy fácil, el problema es que tratas de regresar a un estado anterior, es decir, tratas de imitar lo mismo que hiciste en ese momento para llegar a ese estado y si yo te preguntará, tú me contestarías que quieres volver a sentirte igual que en tal o cual competencia, sin darte cuenta de que ya no eres el mismo que en esa competencia y que quizá el problema es que sigues tratando de sentirte de la misma manera y no avanzas hacia algo mejor.

No intentes volver a sentirte igual que en una competición anterior, recuerda que los estímulos que percibas no serán los mismos que ya viviste, por lo tanto, no busques fuera de ti lo que se encuentra en el interior de tú mente.

Intenta desarrollar una consciencia plena sobre que necesitas para sentirte preparado, que necesitas para dar tú mejor rendimiento, y más importante aún, que te está haciendo falta para llegar a tú mejor versión.

La consciencia plena se desarrolla al conocerte completamente, identificar tus virtudes y defectos, aprovechar al máximo las primeras y tratar de reducir lo más posible las segundas. Pero ten cuidado de que mientras más pienses, menos actuarás, recuerda siempre que lo mejor de la vida pasa sin que lo esperes. “Esto no quiere decir que por ser impulsivos tendrás mejores resultados, no malinterpretes mis palabras, al contrario, actuar por actuar simplemente te llevará al fracaso”, más bien tenemos que decir que el estado de FLOW es aquel en el que las personas pueden limpiar su mente de todo lo que no necesitan durante su competencia y simplemente son conscientes de cada movimiento que deben de realizar, no por lucirse, no para lastimar y mucho menos para humillar, simplemente saben que deben de hacer para conseguir su objetivo y lo hacen.

Te preguntarás que puedes hacer para estar más cerca de alcanzar dicho estado, me parece que puedes intentar hacer algunas actividades que a continuación te menciono:

  • Visualiza tus entrenamientos (los haces bien, que errores cometes, que puedes mejorar), una práctica imaginada puede ser verdaderamente efectiva para corregir errores técnicos si lo haces constantemente.
  • Plantea objetivos realistas y secuenciales para poder tener un mejor resultado
  • Analiza tus competiciones previas (da un espacio de dos días después de competencia), pero no realices un análisis superficial, realmente pregúntate que hice bien, que hice mal, que debo mejorar.
  • Pregúntale a la persona más calificada sobre que puedes mejorar (esa persona no es el amigo con que siempre platicas, no es tu papá ni mamá, ni tus conocidos, ESA PERSONA ES TÚ MAESTRO), hay muchos errores que sigues cometiendo porque no pones atención a las correcciones de tú maestro y siempre que tienes dudas, nunca preguntas por miedo a que te regañen.
  • Sobre todo, intenta analizar las sensaciones que tuviste durante la competición, trata de contestar tres preguntas básicas: ¿qué pasó?, ¿qué pensé?, ¿qué hice? Estas preguntas te llevarán a darte cuenta sobre que estímulos hacen que tú tengas tal o cual conducta y esa conducta tendrá una consecuencia (tú resultado en la competencia), si tú sabes que estás haciendo mal, desde el pensamiento, podrás modificarlo en el movimiento.

Si siente que aun así no logras llegar a tú máximo rendimiento, te recomiendo acudir con un experto en la psicología del deporte, ya que estarán calificados para poder apoyarte en esta situación; no es difícil poder alcanzar este estado, pero si es muy laborioso y recuerda que tu mente es un laberinto y siempre es mejor recorres un laberinto con una persona que sabe cuáles son los mejores caminos para resolver un problema.

Cualquier duda no dudes en contactarme:

 

Máster Bernardo Gómez García
Celular: 5525587426
FB: Be Go Sports Psychology
Mail: begopsicologíadeportiva@gmail.com